Logo Bolsamania

Noticias

10/05/2022 10:43:33

Ibercaja rebaja su previsión de crecimiento del PIB español al 4,7% para este año

El Servicio de Estudios de Ibercaja ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento económico en este año 2022, situando el del PIB español en el 4,7% y, reduciendo, por tanto, la tasa de crecimiento en 2,5 puntos porcentuales (del 7,2% al 4,7%).


Ibercaja ha tomado esta decisión en un contexto marcado por el conflicto bélico en Ucrania y la dependencia energética, que han provocado "un marco de incertidumbre" que ha derivado en un "fuerte crecimiento de los precios en España", con el encarecimiento de los carburantes, los alimentos y la electricidad.

Sin embargo, los economistas de la entidad han incrementado su previsión para 2023 y esperan que el crecimiento del PIB alcance 4,8% (ocho décimas más desde el 4,0% publicado con anterioridad).

El encarecimiento de la electricidad, los carburantes y los alimentos ha provocado asimismo que la inflación registre en España la tasa más alta desde mayo de 1984, con un incremento interanual del IPC del 9,8% en marzo.

En la zona euro, este incremento del IPC (del 7,5% interanual en abril) está mucho más vinculado a los precios derivados de la producción de energía, pero dado su papel en las cadenas de producción y de consumo, cabe esperar efectos posteriores, los llamados efectos de segunda ronda, comentan desde Ibercaja.

Por su parte, la variación al alza de los precios en Estados Unidos ha derivado en tasas que no se veían desde hacía 40 años, hasta alcanzar el 8,5% interanual en marzo de 2022, afectando sobre todo al consumo y no sólo a las más directamente relacionadas con los precios energéticos y la escasez de oferta.

Ante esta situación, los mayores bancos centrales han cambiado su actitud respecto a la inflación. La Reserva Federal ha iniciado un ciclo de subidas del tipo de intervención. Sin embargo, desde el Banco Central Europeo se esperan políticas más graduales. En cualquier caso, la mayor dureza en el tono del BCE se ve reflejada en el Euríbor a 12 meses, indicador que se ha situado ya en torno al -0,1% desde el -0,5% del último trimestre de 2022, concluyen estos economistas.