Logo Bolsamania

Noticias

11/11/2022 12:50:36

Hachazo de Bruselas a España: crecerá solo un 1% en 2023, la mitad de lo previsto

La Comisión Europea ha actualizado este viernes sus previsiones y ha constatado el frenazo de la economía española. En concreto, Bruselas estima ahora que el Producto Interior Bruto (PIB) de España crecerá solo un 1% en 2023, lo que supone rebajar a la mitad su anterior estimación del 2,1%.


Para este 2022, el Ejecutivo comunitario estima que la economía española crecerá un 4,5% (medio punto porcentual por encima del pronóstico presentado el pasado julio), pero se desacelerará al mencionado 1% el próximo año. No obstante, Bruselas cree que para 2024 el PIB volverá a repuntar, y cerrará con un crecimiento del 2%.

Si estas cifras se confirman, España se salvaría de caer en una recesión técnica que sí afectará al resto de la Unión Europea (UE), ya que evitaría una contracción de la economía durante dos trimestres consecutivos, quedando al 0% en el primer trimestre de 2023.

Así queda de manifiesto en las previsiones de otoño dadas a conocer por la Comisión, y en las que también se retocan los pronósticos de inflación. Bruselas ha elevado su previsión sobre la escalada de los precios y señala que este año cerrarán en el 8,5%, frente al 8,1% estimado en sus estimaciones de verano. No obstante, espera que la inflación se vaya relajando y acabe en el 4,8% en 2023 y en el 2,3% a cierre de 2024.

Para el conjunto de la zona euro, Bruselas estima que el PIB crezca un 3,2% este año, solo un 0,3% en 2023 y que haya una recuperación en 2024, año en que la economía de la eurozona crecerá un 1,5%. Para la UE, las cifras que ha ofrecido este viernes son similares a las de la región del euro: espera que el PIB cierre en el 3,3% este año, que se desacelere al 0,6% el próximo ejercicio y que acabe 2024 en el 1,6%.

En cuanto a la inflación, para la zona euro el Ejecutivo comunitario cree que cerrará el presente ejercicio en el 8,5%, y poco a poco irá relajándose hasta el 6,1% en 2023 y el 2,6% en 2024. Para la UE, sus estimaciones son las siguientes: los precios acabarán 2022 en el 9,3%, bajarán el 7% en 2023 y cerrarán 2024 en el 3%.

Sobre la economía española, el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, ha dicho que se espera que haya una desaceleración del crecimiento el próximo año y que las presiones derivadas de los altos precios de la energía disminuyan parcialmente a partir de mediados de 2023, lo que permitirá un repunte paulatino de la actividad gracias a la moderada reactivación del consumo privado y una mayor normalización del turismo. También espera la Comisión que esta expansión sea más robusta en 2024 gracias a la reactivación de la demanda interna y externa.

Y sobre la economía de la UE, Gentiloni ha señalado que se contraerá "tanto en el actual como en el primer trimestre de 2023, una recesión técnica que será generalizada en todos los componentes de la demanda, pero también en todos los países, y la mayoría de los Estados miembro experimentarán dos trimestres consecutivos de contracción".

EL PARO, PRÁCTICAMENTE SIN CAMBIOS

Asimismo, Bruselas también ha dado sus proyecciones sobre la tasa de desempleo de España, que estima que permanezca apenas sin cambios hasta 2024. En concreto, augura que cerrará 2022 en el 12,7%, misma cifra que prevé para 2023, y se recortará levemente hasta el 12,6% a cierre de 2024. No obstante, alaba la "fortaleza del mercado laboral". También augura que el crecimiento de los salarios "se recuperará a finales de este año y en 2023, pero a un ritmo más lento que el de los precios, lo que hará que en 2024 se recupere parte del poder adquisitivo perdido gracias a que los salarios crecerán por encima de la inflación".

Por su parte, la tasa de desempleo de la zona euro será del 6,8% (2022), del 7,2% (2023) y del 7% (2024), mientras que en el conjunto de la UE las previsiones de Bruselas apuntan al 6,2% en 2022, mientras que se elevará al 6,5% en 2023 y volverá a reducirse hasta el 6,4% para 2024.

"En general se puede ver que las previsiones para España incluyen una recuperación más gradual que en otros países de la UE, pero siguen siendo positivos dentro de una difícil situación", ha puntualizado Gentiloni, que sobre la reforma de las pensiones ha recordado que se trata de uno de los requisitos para el cuarto desembolso de los fondos europeos, que llegará a finales del año que viene. "Confío en continuar el diálogo con las autoridades europeas para que ese aspecto de las reformas acordadas sea satisfactorio", ha incidido.