Logo Bolsamania

Noticias

22/06/2022 12:58:03

Guindos cree que la morosidad subirá "seguramente" y pide prudencia a los bancos

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, cree que "seguramente" la morosidad crecerá y pide prudencia a las entidades financieras, a las que ha aconsejado que mantengan niveles de provisiones adecuados, ante los posibles efectos de la evolución al alza de los tipos de interés.


Como ha explicado durante su intervención en los Cursos de Verano de Santander, considera que la subida de tipos en el corto plazo es "positiva para los bancos", siempre teniendo en cuenta un análisis parcial.

Sin embargo, en un análisis más general, Guindos cree que, además de esta parte positiva, nos podemos encontrar con una desaceleración económica y con unos clientes que van a tener dificultades a la hora de responder a los servicios que han contraído con los bancos.

"Seguramente la morosidad va a subir, y esto se suma a un contexto de desaceleración y alta inflación", ha añadido el vicepresidente del BCE.

"Si uno hace esas proyecciones de lo que es la evolución de tipos, con todos los pros y contras, la primera consideraron se matiza, por eso es muy importante que los bancos sean prudentes y mantenga niveles de provisiones adecuados", ha añadido Guindos, avisando de que "no podemos quedarnos con el espejismo de la subida de tipos a corto plazo".

Ha recordado que le organismo europeo llevará a cabo la subida de tipos de interés el próximo 21 julio, de 25 puntos básicos, mientras que la subida de septiembre aún no está clara. "Dependerá", ha dicho, "puede ser superior a esos 25 puntos". Lo que ocurra, según ha puntualizado Guindos, se irá decidiendo en función "de los datos que vayamos recibiendo", dejando claro que el objetivo del BCE es luchar contra la inflación.

Precisamente, en cuanto a las proyecciones de inflación, ha comentado que desde el BCE se espera que durante los próximos meses sea similar a la actual para empezar a desacelerarse "ligeramente" después el verano, acabando el año por debajo del 6%.