Logo Bolsamania

Noticias

19/07/2021 20:39:16

Galán: no presidía Iberdrola Renovables cuando se contrató a Villarejo

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha presentado un recurso de apelación ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para exponer que no era parte del órgano de gobierno de la filial de Renovables cuando ésta habría encargado el proyecto Wind al comisario José Manuel Villarejo. Ha resaltado que es uno de los "errores" que ve en el reciente auto del juez Manuel García-Castellón.


Sánchez Galán había pedido en un escrito el pasado 11 de julio al magistrado que corrigiese dos "errores materiales" que la defensa había observado en el auto del día 9, por los cuales había imputado a Iberdrola Renovables (IRE) y había archivado la querella presentada por Iberdrola contra su ex director de Control de Funciones Corporativas José Antonio del Olmo.

El juez García-Castellón se ha negado pues considera que la petición del presidente de Iberdrola no busca enmendar un "error material", sino "impugnar el relato fáctico de los hechos", emplazándole a acudir a las vías procesales correspondientes para conseguirlo. Por ello, la defensa ha presentado un recurso de apelación donde solicita a la Sala de lo Penal para que se resuelva este asunto.

En la apelación, a la cual ha tenido acceso Europa Press, el abogado de Sánchez Galán ha reiterado que su cliente "no ha ocupado jamás cargo alguno en los órganos de administración de esa empresa", Iberdrola Renovables, por lo que "no es correcto" que fuera su presidente cuando se habría contratado y desarrollado el proyecto Wind.

Esta "errónea mención" con la que se sustenta la defensa ha supuesto "la artificiosa creación de un vínculo entre nuestro representado y dicha empresa". "Y aún cuando estamos convencidos de que ningún delito será reprochable a IRE, es lo cierto que el señor Sánchez Galán no ha tenido jamás vínculo con el órgano de administración de tal empresa, por lo que este dato objetivo, y no el erróneo, es el que debe figurar en las actuaciones", ha reclamado dicha contraparte.

Además, a pesar de que ha subrayado que este extremo "es perfectamente verificable" a través del Registro Mercantil, se aporta un certificado emitido por el secretario del Consejo de Administración de IRE que acredita lo expuesto por Sánchez Galán, "con las garantías de fehaciencia correspondientes".

DEL OLMO, INVESTIGADO

El segundo error que ha apreciado Sánchez Galán es la alusión a Del Olmo como "uno de los testigos clave para sostener la acusación" contra la mercantil como autor de un informe donde expondría irregularidades a raíz de otro supuesto encargo de Iberdrola a Villarejo: Arrow.

En el auto del 9 de julio, García-Castellón había ordenado archivar la querella presentada en 2020 por la eléctrica contra el exdirector, por un presunto delito de falsedad en documento privado donde lo había acusado de manipular dicho dossier para perjudicar a la compañía. El instructor expone que los hechos han prescrito.

El presidente de Iberdrola, Sánchez Galán, ha señalado que, al margen del devenir de la querella, que Iberdrola ha pedido reactivar por medio de una apelación, Del Olmo consta como investigado por un presunto delito de cohecho en esta pieza separada de Tándem desde el pasado noviembre, sin que su situación procesal haya cambiado desde entonces.

"DESCONEXIÓN CON LA REALIDAD"

En este punto, la defensa se ha mostrado muy crítica con García-Castellón al afirmar que "la decisión jurisdiccional, en cuanto resultado de un razonamiento lógico-deductivo incardinado en el ordenamiento jurídico, no puede ser expresión de deseos, intenciones o futuribles", sino que "ha de ser producto de la aplicación del Derecho y de los elementos de juicio objetivos obrantes en la causa al tiempo de su dictado".

Igualmente, dicha contraparte ha advertido sobre el hecho de que el juez use un tiempo verbal condicional, como es el "podría ser uno de los testigos claves para sostener la acusación", lo cual no le restaría importancia a la supuesta equivocación. Por el contrario, aduce, podría revelar "una predeterminación de futuros criterios judiciales, no adoptables ahora por ausencia de los presupuestos precisos al efecto".

"Y (...) esa intencionalidad constituye una manifestación de deterioro de la imparcialidad judicial en su vertiente objetiva, de posible trascendencia constitucional", desliza el abogado de Sánchez Galán.

Con todo, ha exigido enmendar esos "dos errores manifiestos, cuya no rectificación propicia su constancia en la causa como datos aparentemente objetivos y ciertos, no obstante su desconexión con la realidad".

Este asunto se enmarca en una investigación mucho más amplia donde García-Castellón ha investigado los encargos ilícitos que Iberdrola habría hecho a Villarejo a lo largo de los años. Sánchez Galán se encuentra imputado por presuntos delitos de cohecho activo, contra la intimidad y falsedad en documento mercantil.