Logo Bolsamania

Noticias

10/06/2022 17:59:51

Fuerte castigo bursátil para BBVA: su exposición a Turquía no gusta al mercado

Fuerte castigo bursátil para BBVA por su exposición a la economía turca, que se encuentra a punto de entrar en un periodo de hiperinflación que no gusta nada al mercado, sobre todo después de haberse reforzado en el mercado otomano tras alcanzar el 86% del capital en su filial Garanti. Las acciones del banco vizcaíno han caído un 9,13% este viernes.


Buena prueba de que esa exposición es considerada negativa por los analistas la encontramos en JP Morgan, que ha recortado su valoración hasta 5,80 euros desde 6 euros por acción y ha reiterado su consejo de neutral.

En su opinión, "se acerca el ajuste contable por hiperinflación (en Turquía) y se desvanece el exceso de capital", después de que la entidad haya completado buena parte de su programa de recompra de acciones.

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ya señaló a finales de abril que la entidad contemplaba aplicar una contabilidad hiperinflacionaria a Turquía, una situación que ya se da en otras dos economías en la que la entidad está presente: Argentina y Venezuela.

Credit Suisse ha comentado que el aumento de la participación en Garanti "aumentará materialmente la dependencia de BBVA de los ingresos de su filial turca". En este sentido, han destacado la subida de los precios en Turquía "podría llevar a la introducción de una contabilidad hiperinflacionaria tan pronto como en el segundo trimestre de 2022".

Turquía aporta el 16% del beneficio neto de BBVA en el ejercicio 2022. "Nuestros economistas han revisado fuertemente las previsiones de inflación para el país debido al aumento de los precios de las materias primas, las implicaciones adversas para los ingresos de divisas relacionados con el turismo procedente de Rusia y Ucrania, y la depreciación de la lira", han avisado desde Credit Suisse.

Este deterioro del escenario macro impulsa un elevado coste de los fondos propios del 30% para la parte turca del banco, han añadido estos expertos. "Una mayor dependencia de los beneficio de la filial se traduce en un elevado coste de fondos propios del 15% para el grupo", han calculado.