Logo Bolsamania

Noticias

17/01/2023 16:14:30

El expresidente de FTX US carga contra el "manipulador" Sam Bankman-Fried

El colapso de FTX sigue dando de qué hablar. El expreidente de la filial estadounidense del quebrado 'exchange, Brett Harrison, se ha distanciado de Sam Bankman-Fried y de las acusaciones de fraude vertidas sobre el fundador de FTX, al tiempo que lo ha acusado de aislarlo y manipularlo después de confrontarlo sobre las malas prácticas de la compañía.


Harrison formó parte de FTX US durante 17 meses antes de abandonar su cargo en septiembre de 2022, apenas seis semanas antes de que FTX se declarase en bancarrota. Según Harrison, para entonces, su relación con Bankman-Fried ya había alcanzado un “punto de deterioro total”. “Desde el principio, me di cuenta de que, mientras que Sam rara vez participaba en el negocio de EEUU, las decisiones que afectaban a EEUU venían, sin previo aviso, de las Bahamas”, ha señalado Harrison en su cuenta de Twitter.

Según el expresidente de la filial estadounidense, empezaron a formarse “grietas pronunciadas” en la relación laboral que mantenía con SBF y sus súplicas para que FTX US fuera tratada por separado y con independencia de la rama internacional cayeron en saco roto.

“En aquel primer conflicto vi su total inseguridad e intransigencia cuando se cuestionaban sus decisiones, su rencor y la volatilidad de su temperamento. Me di cuenta de que no era quien yo recordaba”, ha apuntado. Asimismo, Harrison ha descrito a Bankman-Fried como una persona con una “hostilidad desregulada”, que a menudo recurría a “hacer luz de gas y a la manipulación”.

“Había una presión tremenda para que no discrepara de Sam, pero lo hice de todos modos. En aquel momento, y durante todo el tiempo que estuve en FTX US, su influencia sobre los medios de comunicación, los socios de FTX, el sector del capital riesgo y el sector financiero tradicional era omnipresente e inflexible”, ha añadido Harrison, quien señala que era “casi imposible” hacer oír su voz. “Nuestra experiencia colectiva y nuestra perspicacia profesional se trataban a menudo como si fueran irrelevantes y sin valor. Fue extremadamente frustrante para todos nosotros”, ha agregado.

Según Harrison, se tomaron decisiones empresariales críticas a sus espaldas, por lo que no le quedó más remedio que presentar una queja formal sobre “los mayores problemas organizativos que inhiben el éxito futuro de FTX”, así como una advertencia de que dimitiría a menos que se resolvieran los problemas.

“Me amenazaron en nombre de Sam con despedirme y con destruir mi reputación profesional. Me ordenaron que me retractara formalmente de lo que había escrito y que entregara a Sam una disculpa que me habían redactado”. Según Harrison, éste fue un factor clave en su decisión de marcharse, a pesar de que corría el riesgo de perjudicar a la empresa y a sus empleados.

“Nunca habría imaginado que detrás de este tipo de problemas, que había visto en otras empresas más maduras a lo largo de mi carrera y creía que no eran fatales para el éxito empresarial, había un fraude multimillonario”, ha reconocido el expresidente de FTX US, quien ha recalcado que “si alguno de nosotros hubiera sospechado y mucho menos sabido la verdad, lo habríamos denunciado inmediatamente”.

Recientemente, Bankman-Fried, que se encuentra en libertad bajo fianza, se ha vuelto a declarar inocente de todos los cargos impuestos contra el por la Justicia estadounidense y ha asegurado no haber robado los fondos de los clientes de FTX. Asimismo, el fundador del malogrado 'exchange' ha dado su visión del proceso de quiebra en un post en Substack en el que realiza numerosas afirmaciones que fueron previamente contradecidas por las autoridades judiciales y la nueva dirección de FTX.

Asimismo, se ha conocido que Estados Unidos se ha reunido con otro ex alto cargo de la plataforma fundada por Bankman-Fried, el antiguo director de ingeniería Nishad Singh, para explorar la posibilidad de ofrecerle un acuerdo extrajudicial a cambio de información sobre SBF y FTX. Además, los liquidadores de FTX ha anunciado que han recuperado 5.000 millones de dólares de clientes en activos y criptodivisas.