Logo Bolsamania

Noticias

07/09/2021 06:00:00

Los expertos anticipan un otoño "vulnerable al virus" con posibles nuevos cierres

El próximo 22 de septiembre entra oficialmente el otoño, un otoño al que se llega peor de lo que el consenso esperaba en relación al coronavirus. Se creía que el panorama iba a ser más favorable, con un mayor porcentaje de la población inmunizada y menos infecciones, pero la reticencia de la gente a inocularse y una variante más contagiosa, la Delta, han torcido las cosas de forma evidente.


Ante esta tesitura, los expertos advierten de que el otoño podría ser complicado, tanto desde el punto de vista sanitario como desde el punto de vista económico. Voces importantes llevan ya semanas avisando de que la vuelta a los colegios implica un peligro considerable, ya que se espera una oleada de niños contagiados que potencialmente podrían contraer la afección grave denominaba síndrome inflamatorio multisistémico infantil (MIS-C), causada por el Covid-19, y que en el peor de los casos puede llevar a provocar la muerte.

"Lo más probable es que sigamos discutiendo y hablando del Covid el año que viene"

Los analistas reconocen que esta vuelta al cole es una de las grandes incertidumbres de este otoño también para los mercados, dado el impacto que todo esto podría tener a nivel económico al anticiparse posibles nuevos cierres. En este sentido, cobra cada vez más fuerza la idea de que Estados Unidos -con una serie de Estados donde sus ciudadanos no quieren vacunarse- y Asia -con medidas muy restrictivas respecto al Covid que implican fuertes cierres- pueden acusar más esta situación, aunque Europa no estaría libre de riesgo por mucho que la vacunación progrese mejor aquí.

"Al ritmo actual, será difícil alcanzar el nivel de vacunación necesario antes del frío en EEUU y Europa, cuando la variante Delta más contagiosa tendrá mejores condiciones para propagarse", avisan los expertos del banco danés Danske Bank.

"En comparación con las suposiciones de nuestra previsión de primavera de que en otoño se alcanzaría cierto grado de inmunidad de rebaño, países como EEUU y Asia, e incluso Europa, parecen vulnerables a nuevos problemas del virus que podrían desencadenar cierres selectivos, especialmente en el sector servicios", añaden desde la entidad.

En este sentido, Danske se muestra tajante al afirmar que todo esto significa que "lo más probable es que sigamos discutiendo y hablando del Covid-19 el año que viene".

MEJOR EUROPA

Aunque la actual situación también afecta a Europa, cada vez son más los expertos, incluido el propio Danske Bank, que consideran que en esta realidad hay dos bandos diferenciados: Estados Unidos y Asia (especialmente China), más impactados por la cepa Delta y las dudas sobre las vacunas, y Europa, donde las inoculaciones progresan mejor.

Danske describe cómo la variante Delta se está expandiendo rápidamente en la mayor parte de Asia y en varios Estados de Estados Unidos, mientras que "la situación en Europa ha mejorado tras la última oleada de esta variante y el despliegue constante de vacunas".

"El avance de la vacunación se ha estancado en EEUU, donde una gran parte de la población sigue siendo escéptica respecto a las vacunas", recalca. Mientras, en la mayoría de los países asiáticos el despliegue de vacunas evoluciona lentamente debido a la falta de éstas, los problemas logísticos e igualmente el "gran escepticismo" de la gente. Frente a esto, insiste el banco danés, en la mayoría de los países de América Latina y Europa las vacunas se están distribuyendo de forma constante.

En la eurozona, precisan estos expertos, se han reducido las nuevas infecciones, pero en EEUU, es otra historia. "En general, para Europa y otras regiones que han vacunado a gran parte de la población, las hospitalizaciones y las muertes se mantienen claramente por debajo de los niveles anteriores, lo que no ocurre en Estados Unidos por el momento", afirman.

El débil dato de empleo de agosto en EEUU publicado el viernes ha sido una muestra más de que la Delta está golpeando duramente allí. El Departamento de Trabajo informó de que los empresarios estadounidenses añadieron 235.000 puestos de trabajo el mes pasado, apenas un tercio de la previsión de 730.000.

La realidad en China es también complicada -"es posible que la preocupación por una desaceleración en China cobre fuerza esta semana", avisaba Michael Hewson, director de análisis de CMC Markets, este lunes-, especialmente tras publicar múltiples datos macro en los últimos tiempos por debajo de lo previsto.

Goldman Sachs bajó recientemente su previsión sobre el PIB de EEUU para este año. Ahora espera que aumente un 6% frente al 6,4% previo. Sin embargo, Bank of America Merrill Lynch elevaba el pasado viernes su estimación de crecimiento para la eurozona (hasta el 4,8% para este año, 3,7% el próximo y 1,9% en 2023). Según el banco, la tasa de reproducción del virus actualmente en la eurozona es "alentadora", aunque la vuelta al colegio "sigue entrañando riesgos".