Logo Bolsamania

Noticias

06/04/2021 06:00:00

"Europa volverá a quedarse rezagada en el PIB, pero no será desastroso para las bolsas"

"Europa volverá a quedarse rezagada en 2021 con respecto a otras economías como EEUU y algunos países de mercados emergentes, sobre todo asiáticos. Sin embargo, eso no implica necesariamente que las bolsas europeas estén al borde del colapso". Son palabras de los expertos de DWS, que apuntan que se han moderado las expectativas de crecimiento... pero solo en el Viejo Continente debido a la lentitud del ritmo de vacunación y los problemas de implementación del fondo de recuperación aprobado para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia de Covid-19.


¿Y por qué creen en esta gestora que la lenta recuperación europea "no tendrá por qué resultar desastroso" para los mercados financieros? Muy sencillo. Porque "al fin y al cabo, la salud de la economía mundial resulta más importante para las grandes empresas europeas que las perspectivas económicas de sus respectivos países de origen", y en este sentido, hay una cierta tranquilidad porque las proyecciones sobre el Producto Interior Bruto (PIB) mundial son buenas.

Según DWS, "los mercados financieros descuentan unas perspectivas económicas bastantes buenas para EEUU y multitud de parámetros reflejan esta visión relativamente optimista", con el empinamiento de la curva de tipos, que es un "indicador popular de las expectativas de crecimiento nominal", las expectativas de inflación aumentando y con los precios de las materias primas anticipando también una "fuerte recuperación económica".

Eso ha hecho que los economistas empiecen a mejorar sus previsiones de crecimiento para EEUU en 2021. En Europa, sin embargo, las perspectivas "no son tan buenas". Y es que, dicen estos analistas, "después de que las expectativas para 2021 fueran casi eufóricas a finales del año pasado, las previsiones han vuelto a rebajarse". No obstante, no hay que asustarse precisamente porque esto no tendrá un gran efecto sobre los mercados, aunque conviene saber a qué se debe esta gran "divergencia".

dws crecimiento eeuu europa

La razón no es otra que la evolución de la pandemia en ambas regiones. "En lo que se refiere al ritmo de vacunación contra el Covid-19, EEUU va muy por delante de la mayoría de los países europeos", recuerda DWS. Eso sin olvidar la otra razón, que es la política fiscal.

"Ahora que los demócratas controlan las dos cámaras del Congreso estadounidense, la política fiscal está siendo incluso más expansiva de lo que se esperaba tras las elecciones presidenciales del pasado noviembre", de forma que apenas unos días después de que el presidente Joe Biden haya convertido en ley, con su firma, el paquete de estímulos de 1,9 billones de dólares, ya se está debatiendo otro, esta vez centrado en la inversión en infraestructuras, por valor de 2,2 billones de dólares.

A diferencia de ello, en el Viejo Continente la implementación del fondo de recuperación europeo "está siendo extremadamente lenta", apunta la gestora, que recuerda que la reciente decisión del Tribunal Constitucional alemán "podría retrasar aún más el proceso".

RECUPERACIÓN ECONÓMICA A ESCALA MUNDIAL

Y otra gestora también habla de las perspectivas económicas y su efecto en los mercados. Nordea Asset Management augura que en el segundo trimestre de este año habrá "una recuperación económica a escala mundial". "Prevemos que la recuperación económica mundial avanzará lentamente durante el segundo trimestre y se acelerará en el segundo semestre del año", remarcan los estrategas de esta firma.

En su opinión, este contexto de repunte del crecimiento, unido a la actitud "pasiva" por parte de los bancos centrales que esperan, resulta especialmente "favorable" para los mercados emergentes gracias a que la economía de China está repuntando y a que la de la India "terminará por hacerlo".

Pero, en realidad, dicen los analistas de DWS, el contexto esperado para el segundo trimestre "debería ser mayoritariamente favorable para los activos de riesgo", como es la renta variable, aunque advierten que el temor a episodios de inflación elevada de forma persistente podría alterar esta hipótesis. Se esperan repuntes de volatilidad, así como periodos de menores expectativas de crecimiento, por lo que la gestora recomienda tener una visión diversificada que permita "adaptarse con rapidez a las nuevas circunstancias".