Logo Bolsamania

Noticias

31/01/2024 06:00:00

El euríbor abre 2024 a la baja y así seguirá... pero no todos los hipotecados cantan victoria

Todo apunta a que el índice de referencia para la hipotecas cerrará enero en el entorno del 3,61%. Las previsiones estiman que, aunque ligeramente, seguirá relajándose, dando un respiro a los que tienen contratado un préstamo con interés variable. Eso sí, no todos los hipotecados puedes cantar victoria, al menos por el momento.


El euríbor cerrará así su tercer mes consecutivo a la baja, después de acabar el año pasado en el 3,679%, cuando registró su mayor caída mensual desde febrero de 2009. En noviembre, su registro fue del 4,022%.

En diciembre de 2023, los actores del mercado financiero pronosticaban una rebaja a corto plazo de los tipos del Banco Central Europeo (BCE). Y el euríbor experimentó un rápido descenso.

Sin embargo, el vicepresidente del organismo, Luis de Guindos, ha asegurado recientemente que no tienen ningún calendario para bajar los tipos de interés, puesto que esta decisión dependerá de los datos del PIB y la evolución de la inflación en la eurozona.

Además, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, había sugerido en una entrevista en el Foro Económico de Davos que los tipos podrían empezar a bajar antes de verano, lo que provocó que los inversores empezaran a especular con el mes de junio como fecha del primer recorte. En la rueda de prensa posterior a la decisión de tipos rechazó cualquier pregunta al respecto y volvió a condicionar su decisión a los próximos datos económicos.

"El escenario geopolítico todavía es incierto y el BCE tiene que ser prudente: si se bajan los tipos de forma pronunciada, podría repuntar la inflación". "En marzo es la próxima reunión y entonces sabremos con algo más de certeza cuál será el rumbo de los tipos de interés", apunta la cofundadora de HelpMyCash, Olivia Feldman. Sobre esta base, la previsión de los expertos del comparador financiero es que el euríbor se reduzca ligeramente durante el primer trimestre de 2024 y que lo cierre con un valor cercano al 3,5%.

"Pese a que la inflación empieza a estar relativamente controlada en la zona euro, la incertidumbre sigue siendo elevada debido a las tensiones geopolíticas, la evolución de los salarios y la marcha de la economía en el Viejo Continente. Con este panorama, el mensaje oficial del BCE retrasa la bajada de tipos hasta comienzos del verano, lo que nos lleva a estimar que el euríbor se mantendría en el entorno del 3,5% durante la primera mitad del año", añaden en Kelisto.

A partir de ahí, "sería más probable ver una bajada progresiva del indicador hasta rondar el 3% a finales de 2024", explica su portavoz, Estefanía González.

Por su parte, en XTB consideran que el euríbor se mantendrá alrededor de los niveles actuales hasta que se produzca el primer recorte de tipos: "Está claro que el BCE bajará los tipos este año, donde hay una mayor discrepancia es en la velocidad de los posteriores recortes. La fecha más probable de inicio es la reunión de junio, pero podría retrasarse hasta septiembre en el caso de que la inflación no continúe desacelerando hacia su objetivo".

¿CUÁNDO EMPEZARÁN A BAJAR LAS HIPOETCAS?

Creen que las cuotas hipotecarias podrían empezar a bajar en sus revisiones anuales a partir de los meses de febrero o marzo por el efecto base, pero no será hasta el segundo tramo del año donde se produzcan movimientos más destacados. Tras sufrir en los últimos tiempos, parece que 2024 empieza mejor para los que tienen una hipoteca variable contratada.

Pero, ¿todas las hipotecas verán abaratadas sus cuotas? No todas. Las cuotas de muchos hipotecados a tipo variable pueden tardar unos meses en abaratarse. El interés de los préstamos hipotecarios cambia cada seis o 12 meses, según lo indicado en el contrato, a contar desde la firma. En la fecha de revisión, se toma el último valor publicado del índice y se usa para recalcular el interés, que subirá si el euríbor ha aumentado respecto a la última actualización y bajará si ha descendido, como explican desde HelpMyCash.

Los afortunados, por lo tanto, serán los hipotecados cuyo interés se revisa semestralmente con el euríbor de enero. Y es que este índice, hace seis meses, cotizaba por encima de su último valor: 4,149%. Tras la actualización, el tipo aplicado sobre estos préstamos hipotecarios se reducirá y sus cuotas se abaratarán. En cambio, a los hipotecados con revisión anual les subirá el interés, porque el valor del euríbor en enero de 2023 era inferior al de este año: 3,337%.

Por lo tanto, las primeras hipotecas variables con revisión anual que se abaratarán serán, probablemente, las que se actualizan con el valor de marzo de este índice (en 2023 cotizaba al 3,647%). En el escenario más optimista, podrían abaratarse las revisadas con el euríbor de febrero (en 2023 cotizaba al 3,534%).

"Si nada cambia, las primeras bajadas en las hipotecas que se revisen anualmente llegarían a partir de marzo o abril. Ahora bien, el descenso no vendrá motivado por una caída notable del euríbor en el corto plazo, sino porque el indicador se empezaría a comparar con las cifras de la primavera de 2023, cuando comenzó una senda alcista muy pronunciada", comentan en Kelisto.


BOLSA y MERCADOS