Logo Bolsamania

Noticias

30/09/2022 06:00:00

"¬°Estamos condenados! Pocas veces he visto un sentimiento de mercado tan malo"

Las bolsas no paran de caer. Jornada tras jornada cierran en n√ļmeros rojos -especialmente en Europa- y, aunque hay d√≠as que lo intentan, el rebote no se materializa. ¬ŅPor qu√© parece que las subidas no son ahora una opci√≥n? B√°sicamente, porque hay muchos problemas y porque √©stos aumentan constantemente en lugar de disminuir.


La √ļltima crisis de Reino Unido -que ha llevado al desplome de la libra y a la intervenci√≥n del Banco de Inglaterra- es uno m√°s de los muchos cap√≠tulos negativos que se suceden sesi√≥n tras sesi√≥n. Un d√≠a la Reserva Federal (Fed) vuelve a subir tipos con agresividad y advierte de una recesi√≥n; al siguiente el euro marca m√≠nimos de 20 a√Īos; al siguiente Vladimir Putin lanza una nueva amenaza o el Nord Stream vuelve a dar problemas; al siguiente el nuevo gobierno brit√°nico anuncia unas medidas que no convencen a nadie y que provocan una intensificaci√≥n de la crisis del pa√≠s...

Esto, desde el punto de vista macro. Empresarialmente, los expertos avisan de que los ajustes de beneficios est√°n por llegar, mientras que ya van proliferando los sustos, como cuando FedEx anunci√≥ la retirada de previsiones para 2023 y fuertes recortes de costes o, justo este jueves, el comunicado de Siemens Gamesa planteando 2.900 despidos en todo el mundo, 475 de ellos en Espa√Īa.

El hecho de que el sentimiento de mercado sea ahora tan negativo lleva a algunos a pensar que el suelo podría estar ya cerca y que, por tanto, la recuperación también.

"Pocas veces he visto un sentimiento tan malo. ¡Estamos condenados, estamos condenados! Este parece ser el estado de ánimo que prevalece en los mercados. La buena noticia es que este es el tipo de cosas que necesitamos para llegar al momento de capitulación en el que todo el mundo tira la toalla y el mercado toca fondo", afirma Neil Wilson, director de análisis de Markets.com.

Sin embargo, como en todo, la cuesti√≥n es cu√°ndo llegar√° ese esperado suelo. No parece que vaya a ser algo inminente, y los expertos prefieren emplazar al a√Īo que viene porque, en lo que queda de 2022, lo previsible son m√°s subidas de tipos, m√°s malos datos macro, aumento del riesgo de recesi√≥n y posibles nuevos sustos relacionados con Ucrania, el mercado energ√©tico, las empresas... A esto se suma el "ruido" a√Īadido de las elecciones de EEUU de mitad de mandato (8 de noviembre), que habr√° que ver qu√© novedades deparan.

En este sentido, Bankinter publicaba en la pasada jornada un informe en el que reconoc√≠a que esa capitulaci√≥n, seg√ļn sus estimaciones, se producir√° entre diciembre de este a√Īo y febrero del que viene, "y no antes". Mientras tanto, aconseja irse "reposicionarse progresivamente" en bolsa tomando como referencia base el S&P500. En Europa, reconoce que a√ļn no se han producido las "ineludibles" revisiones a la baja de estimaciones empresariales, por lo que las valoraciones resultan "imprecisas y exageradas".

"COMPLICADO QUE LOS REPUNTES SE CONSOLIDEN"

Mientras la inflaci√≥n no d√© se√Īales de moderaci√≥n, no se puede esperar que las bolsas suban de forma consistente. Esta parece ser una idea bastante generaliza que tambi√©n defienden en Link Securities. "Hasta que la inflaci√≥n muestre verdaderos s√≠ntomas de estar comenzando a remitir, es complicado que cualquier repunte de los mercados de renta fija y renta variable pueda consolidarse", comenta Juan Jos√© Fern√°ndez-Figares, director de an√°lisis de la firma.

Fern√°ndez-Figares explica que, de cara a este viernes, y teniendo en cuenta los descensos que se han visto a lo largo de la semana, y que es la √ļltima sesi√≥n del tercer trimestre, con los intentos de maquillaje por parte de los grandes inversores institucionales, igual se ve un rebote, aunque ser√≠a algo puntual.

En el mismo sentido opina Bankinter. Los rebotes que puedan darse en las bolsas, seg√ļn el banco, "ser√°n inconsistentes y desconfiables". "S√≥lo cuando la inflaci√≥n remita y los bancos centrales rebajen su agresividad, insinuando cu√°ndo podr√≠an volver a bajar tipos, mejorar√° la situaci√≥n. S√≥lo entonces, y siempre que las estimaciones macro y de resultados empresariales hayan dejado de revisarse a peor", afirma.