Logo Bolsamania

Noticias

08/06/2022 09:07:27

Ercros prevé un beneficio de entre 40 y 45 millones en el primer semestre

Ercros prevé obtener un EBITDA dentro del rango de 70-75 millones de euros y un beneficio de entre 40-45 millones de euros en el primer semestre del año, según ha adelantado este miércoles la compañía.


Estas cifras comparan con un EBITDA de 44,5 millones de euros y un beneficio de 20,26 millones en el mismo período del año anterior.

Unas ventas de productos terminados se estiman dentro del rango de 510-540 millones de euros y una contribución dentro del rango 170-180 millones de euros. Estas cifras comparan con unas ventas de 359,97 millones de euros y una contribución de 139,11 millones de euros en el mismo período del año anterior.

La estimación se ha realizado sobre la base de los resultados cerrados al mes de abril y la visibilidad del mercado en mayo y junio.

"Creemos que la tendencia dominante del año 2022 será positiva y claramente mejorará los ya buenos resultados que obtuvimos en 2021. No nos podemos pronunciar, sin embargo, acerca de en cuánto lo hará, por la falta de visibilidad que el alto nivel de incertidumbre de estos momentos impone", ha indicado la empresa en un comunicado.

Ercros sigue viendo los mayores riesgos en la continuación de la guerra de Ucrania y en el efecto negativo de este conflicto sobre el precio de las energías. Consideran que probablemente el coste de las energías siga siendo alto, pero creen que la disponibilidad de los suministros (de gas y petróleo) no se verá afectada.

Por otra parte, a nivel mundial, reconocen que sigue habiendo problemas "serios" en el mantenimiento de la cadena de suministros de materias primas, y de forma gradual está apareciendo una ralentización del crecimiento del PIB, como consecuencia del fuerte shock de oferta (de la enorme subida del precio de las energías y materias primas) que se está observando.

Ercros concluye que, en la segunda mitad del año, y en la medida en que aumente la competencia internacional procedente de otras zonas geográficas con costes energéticos más bajos, "podría observarse un cierto debilitamiento en el precio de nuestros productos, lo cual dificultaría la traslación a precios de los altos costes que probablemente seguiremos soportando".