Logo Bolsamania

Noticias

13/09/2022 06:00:00

El entorno económico desfavorable seguirá lastrando al sector turístico más allá de 2023

España ha vivido el verano de la recuperación. ¿Realidad o espejismo? "Es probable que la contribución del turismo al crecimiento económico disminuya en los próximos meses a medida que la eurozona se dirige hacia la recesión", consideran los analistas de ING. Y el entorno económico desfavorable seguirá lastrando al sector turístico español, "incluso más allá de 2023", apuntan.


La inflación, la incertidumbre económica y política generada por la guerra en Ucrania y los altos precios de la energía "continúan representando un riesgo para la recuperación del turismo". Como explican, hasta ahora, la industria ha mostrado un fuerte grado de transferencia de costes más altos a los consumidores. Sin embargo, el fuerte incremento de los precios hoteleros (+16,4% interanual) no disuadió a los turistas de reservar pernoctaciones.

De hecho, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), España recibió en julio la visita de cerca de 9,1 millones de turistas internacionales, el doble (106,2%) de la cifra registrada en el mismo mes de 2021, rozando ya los niveles prepandemia. Su gasto alcanzó los 11.869 millones de euros, lo que supone un aumento del 127% frente al mismo mes del año pasado.

Pero "la fuerte caída en la confianza del consumidor muestra que cada vez están más preocupados por la alta inflación y pueden comenzar a reducir sus gastos en turismo. Esto también influirá en las llegadas de turistas internacionales, ya que uno de cada tres turistas que llegan son de Reino Unido y Alemania, dos países muy golpeados por el choque energético", destacan también en ING.

Desde Moodys muestran una opinión similar. Gracias a la fuerte demanda de pasajeros, que "permitió a las aerolíneas cubrir con creces el coste notablemente más alto del combustible", colocan en positiva la perspectiva de la industria aérea. Creen que "debido a esta dinámica relacionada con la pandemia, los beneficios del sector no caerán tanto como en la última recesión", pero, eso sí, aseguran que la recuperación en curso "no hace que la industria sea inmune a las presiones de la recesión", expresan.

En el Gobierno esperan que durante el otoño se mantenga el comportamiento positivo en el sector turístico. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, auguraba recientemente que en algunos destinos puede lograrse una ocupación cercana al 95% ante las reservas ya consolidadas de viajeros internacionales.

EL TIRÓN DEL TURISMO NACIONAL EN UN SECTOR ECONÓMICO CLAVE

Si algo ha empujado al sector durante este verano ha sido el turismo nacional. "El número de huéspedes de hotel superó sus niveles previos a la pandemia por primera vez en julio, impulsado principalmente por un fuerte repunte del turismo interno, que se ha recuperado incluso más rápido que el turismo extranjero", señalan un informe de ING. Y es que, mientras el número de huéspedes de hoteles nacionales ya estaba por encima de los niveles previos a la pandemia en abril de 2022, el número de huéspedes extranjeros todavía estaba un 3% por debajo en julio.

"Así, la fuerte recuperación del turismo nacional compensó el menor número de visitantes internacionales". Sin embargo, estiman que los vientos en contra económicos dificultarán el turismo interno en los próximos meses. "En julio, la confianza del consumidor español cayó por debajo del mínimo de la pandemia del Covid-19, lo que ilustra que los españoles están cada vez más preocupados por la alta inflación. Aunque mejoró ligeramente en agosto, sigue siendo históricamente bajo", añaden.

El turismo representa para España y su economía un sector clave. Según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, contribuyó con el 14% del PIB total en 2019. Además, representa el 13,3% del total de trabajadores registrados en el país y es uno de los sectores que más contribuye a la creación de empleo. De hecho, el sector turístico lidera la creación de empleo en España y ya en abril de 2022 alcanzó su nivel previo a la pandemia

A juzgar por los datos difundidos por Turespaña, julio se cerró con 2.702.645 afiliados a la Seguridad Social vinculados a actividades turísticas, lo que supone la creación de 143.524 nuevos empleos y un crecimiento interanual del 5,6%. Entre abril y junio, las actividades relacionadas con el turismo representaron la mitad de todos los nuevos puestos de trabajo creados en el país, y el empleo fue un 0,8% superior al del mismo período de 2019.