Logo Bolsamania

Noticias

24/01/2023 16:46:26

Las empresas de EEUU sufrieron "una nueva disminución de la producción" en enero

Las empresas del sector privado en Estados Unidos han registrado una "nueva disminución de la producción" en enero, según los últimos datos flash (adelantados) PMI de S&P Global. El índice de producción compuesto subió hasta los 46,6 puntos, desde los 45 registrados a finales de 2022, mientras que el consenso esperaba que se ubicara en los 44,7.


Según el organismo que difunde los datos, "la contracción de la actividad fue sólida en general, pero la más lenta desde el pasado octubre", y tuvo una magnitud similar tanto para los productores de bienes como para los prestadores de servicios, si bien estos últimos han registrado "una notable ralentización del ritmo de disminución desde diciembre".

En el primer mes del año, las empresas siguieron alertando de una demanda moderada entre los clientes, debido al impacto de la alta inflación en su capacidad de gasto, que también influyó en la cuarta caída consecutiva que se ha registrado en los nuevos pedidos de las compañías privadas.

Los datos de enero indicaron un aumento más rápido en los costes que soportan las empresas, lo que pone fin a una secuencia de siete meses de moderación en los precios. Los mayores costes salariales y las nuevas subidas en los precios de los proveedores impulsaron el incremento de los costes.

"Un aumento más pronunciado de los costos, sin embargo, no se reflejó en los precios de producción, ya que el ritmo de la inflación coincidió con la observada en diciembre de 2022, con empresas que buscan generar nuevos pedidos", destacan desde S&P Global.

A pesar de las condiciones moderadas de la demanda y de un nueva disminución de los trabajos atrasados, las empresas estadounidenses registraron un aumento marginal del empleo a principios de 2023.

Chris Williamson, economista jefe de negocios de S&P Global, destacó que “la economía de EEUU ha comenzado 2023 de manera decepcionante, con la actividad empresarial contrayéndose bruscamente de nuevo en enero".

"El crecimiento del empleo también se ha enfriado, con enero viendo un aumento mucho más débil en el número de nóminas del registrado durante gran parte del año pasado, lo que refleja una vacilación para ampliar la capacidad frente a un comercio de condiciones inciertas en los próximos meses", agrega.

EL SECTOR MANUFACTURERO

Las compañías del sector manufacturero de EEUU señalaron "una sólida caída en las condiciones operativas a principios de 2023", a un ritmo que, a pesar de haberse moderado, fue el segundo más rápido desde mayo de 2020.

Lo que impulsó la recesión general fue una tercera caída consecutiva en la producción de los fabricantes en enero, con una contracción en las salidas debido a "otra fuerte caída" en la entrada de nuevos pedidos. Las empresas lo achacan al impacto de la inflación sobre la demanda de los clientes.

La tasa de disminución de nuevos pedidos fue la segunda más rápida en más de dos años y medio, aunque la caída en los nuevos pedidos de exportación fue solo modesta en general, ya que las condiciones de la demanda externa se contrajeron al ritmo más lento desde junio de 2022.

Los precios de los insumos aumentaron a un ritmo más rápido en enero, por lo que se puso fin a una secuencia de moderación en la inflación de costos que comenzó a mediados de 2022, aunque los precios finales crecieron al ritmo más suave del último año y medio.

EL SECTOR SERVICIOS

Dentro del sector servicios también se ha registrado una "sólida caída" en la actividad de las empresas, aunque lo hizo al ritmo más suave desde el pasado octubre, debido a "una contracción menos marcada de los nuevos pedidos a los proveedores de servicios".

La disminución de nuevos pedidos fue solo marginal en general, a pesar de que la vacilación de los clientes y el impacto de la inflación en el gasto siguió siendo un lastre clave para las nuevas ventas domésticas y externas.

La tasa de inflación de los insumos se aceleró, y fue más aguda que durante el último mes de 2022, aunque estos mayores costos no se reflejaron en el precio de los servicios finales.

Las empresas del sector servicios continuaron ampliando su plantilla a principios de año, aunque solo de forma fraccionada. El empleo en el sector crece mes a mes desde julio de 2020, a medida que las compañías buscan reconstruir los números de personal y llenar las vacantes calificadas a pesar de las crecientes presiones salariales.

El grado de confianza empresarial alcanzó un máximo de cuatro meses debido a la esperanza de que las condiciones de la demanda interna y externa mejoren.