Logo Bolsamania

Noticias

14/09/2021 22:42:46

Las eléctricas cargan contra el plan "intervencionista" propuesto por el Gobierno

Continúan las reacciones al plan propuesto por el Gobierno para reducir la factura eléctrica. Esta vez ha llegado el turno de la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (AELEC), que ha manifestado su "contundente rechazo" al proyecto presentado este martes y al que ha tildado de "intervencionista" en un comunicado que han difundido a través de su web.


"La asociación insta al Gobierno a buscar soluciones verdaderamente eficaces, que protejan de la volatilidad diaria de precios a los consumidores con tarifa regulada (un tercio del total), y que no penalicen de forma injusta a un sector absolutamente comprometido con la electrificación y descarbonización de la sociedad, el desarrollo territorial y el empleo, así como la protección de los colectivos vulnerables", afirman en el escrito.

Según datos facilitados por la propia AELEC, las empresas del sector soportan más de 3.300 millones de euros anuales en tributos y han comprometido 4.500 millones de euros en inversiones.

Además, afirman que el recorte a los ingresos de la generación hidráulica y nuclear es "injusto y desacertado". "Tiene un enorme impacto en la estabilidad de un sector que ni es responsable de esta situación ni se está beneficiando de ella, algo que puede comprobarse observando el valor en bolsa de las empresas a pesar del encarecimiento de los precios a lo largo de 2021", sentencian.

Creen que la solución pasa por desligar las fluctuaciones del mercado mayorista del recibo final que pagan los consumidores a través de la tarifa regulada, "como sucede en países europeos de nuestro entorno".

Asimismo, apuestan por "limpiar la factura de la luz" de todos los elementos que no tengan que ver ni con la generación de energía ni con el transporte y distribución, además de "acometer una reforma fiscal que alivie la presión a la que está sometida el recibo de la luz con altos impuestos".

También ponen el foco en el avance en la electrificación de la sociedad "a través de tecnologías de generación con renovables, como la hidráulica, la eólica y la fotovoltaica" para conseguir electricidad a un precio más barato y asequible.

"Las medidas dirigidas a intervenir los mercados van en contra de su eficiencia, la ortodoxia europea y crea un clima de inseguridad jurídica. Tampoco resulta de utilidad tomar en consideración una supuesta sobreretribución de tecnologías, que no están amortizadas, son claves para la transición energética y, en muchos casos, operan en pérdidas desde hace años", concluyen.