Logo Bolsamania

Noticias

26/07/2022 13:05:38

easyJet recorta sus pérdidas a 114 millones de libras en su tercer trimestre fiscal

easyJet ha logrado reducir las pérdidas. La aerolínea de bajo coste ha presentado este martes los resultados de su tercer trimestre fiscal, finalizado el 30 de junio, que ha cerrado con un resultado negativo de 114 millones de libras, lo que representa una significativa mejora de 204 millones frente a las pérdidas de 318 millones de libras que presentó en el mismo periodo del año anterior.


En las pérdidas se incluyen 133 millones de libras por el impacto de los costes derivados de las interrupciones, y también una pérdida de 36 millones de libras por la revalorización del balance en divisas, ha explicado la compañía en una nota.

Asimismo, ha reportado ingresos de 1.755 millones de libras, frente a los 213 millones del tercer trimestre fiscal de 2021, lo que refleja un fuerte aumento de los ingresos por pasajero, que en el periodo se han incrementado hasta los 1.152 millones de libras (152 millones en 2021) y de los ingresos complementarios, que han aumentado hasta los 603 millones (61 millones en el tercer trimestre del año pasado).

También presume en la nota de tener "una de las deudas netas más bajas de la aviación europea", y es que a 30 de junio de 2022 la deuda neta de easyJet era de 200 millones de libras (31 de marzo de 2022: 600 millones de libras) incluyendo efectivo y equivalentes de efectivo y depósitos del mercado monetario de 3.900 millones de libras".

En el tercer trimestre, easyJet transportó a 22 millones de pasajeros, más de siete veces más que en el mismo periodo del año anterior, lo que representa el 87% de la capacidad del año fiscal 19. Los factores de carga siguieron aumentando durante el trimestre, alcanzando máximos del 92% en junio, reconoce la aerolínea, que explica que "la aceleración sin precedentes en el sector de la aviación, junto con un mercado de trabajo restringido, ha dado lugar a desafíos operativos generalizados que han culminado en niveles de cancelaciones más altos de lo normal".

Pese a todo, easyJet operó el 95% de su programa previsto en el tercer trimestre. "Las medidas tomadas para eliminar capacidad y aumentar la capacidad de recuperación en el cuarto trimestre, debido a los límites impuestos por Londres Gatwick y Ámsterdam Schiphol, junto con otros retos más amplios en Europa, han hecho que las operaciones de julio hayan mejorado mucho", presume la compañía, que dice seguir centrada en "garantizar unas operaciones fluidas este verano", por lo que seguirá "ajustando su programación de vuelos si es necesario".

Tal y como ha dicho Johan Lundgren, consejero delegado de easyJet, "cumplir con los clientes este verano sigue siendo nuestra máxima prioridad. Durante el trimestre hemos transportado siete veces más clientes que en la misma época del año pasado y hemos operado el 95% de nuestra programación. Hemos tomado medidas para crear la resistencia adicional necesaria este verano y la operación se ha normalizado".

"A pesar de las pérdidas de este trimestre debidas a los problemas de interrupción a corto plazo, la vuelta a los vuelos a escala ha demostrado que las iniciativas estratégicas lanzadas durante la pandemia están dando resultados ahora y en el futuro. Esto incluye un cambio de paso en los rendimientos auxiliares, aumentando un 55% en comparación con el mismo período de 2019, y un beneficio récord de 16 millones de libras generado en el trimestre por easyJet holidays que está en camino de servir a 1,1 millones de clientes en todo el año", ha incidido.

Lundgren también ha dicho que easyJet espera que la capacidad en el cuarto trimestre sea el 90% de la registrada en el mismo periodo de 2019, "a través de nuestra red de los principales aeropuertos europeos, con factores de carga por encima del 90%".

ÉXITO AL EXPRIMIR LOS INGRESOS

Sophie Lund-Yates, analista de renta variable de Hargreaves Lansdown, ha comentado los resultados de la compañía. "Al margen del número de vuelos y de su grado de ocupación, easyJet ha demostrado que tiene un éxito increíble a la hora de exprimir más ingresos de los clientes existentes".

Como dice, "las limitaciones de mano de obra y de capacidad que afectan a la industria de la aviación son inevitables, por lo que easyJet ha rebajado sus objetivos de capacidad para el tercer trimestre". No obstante, "desgraciadamente la logística que conllevan las cancelaciones y la reserva de multitudes en nuevos vuelos significa que el camino hacia la rentabilidad se ha alargado", apunta la experta.

También recuerda que easyJet "está especialmente expuesta a uno de los aeropuertos más afectados: Gatwick. Aunque muchos de los problemas operativos están técnicamente fuera del control de easyJet, los que han visto canceladas sus escapadas de verano no lo ven así".

"Sin duda, las reservas se han recuperado, y a un precio que es una buena noticia para easyJet. La cuestión que se plantea ahora es cómo se puede mantener este nuevo marco a medida que la crisis del coste de la vida aumenta", comenta en referencia a la inflación. Y es que la analista cree posible que haya "otro resurgimiento de la tendencia a quedarse de vacaciones vista durante la pandemia, ya que las familias tratan de economizar".

En su opinión, las aerolíneas "mejor preparadas para animar a la gente a volar en estas circunstancias son las que ofrecen tarifas razonables a destinos de corta y media distancia, con la ventaja añadida de volar a aeropuertos más céntricos, que es una ventaja muy real en la caja de herramientas de easyJet", concluye.