Logo Bolsamania

Noticias

10/01/2022 09:50:04

Draghi e Italia, de nuevo bajo el foco ante las próximas elecciones presidenciales

La calma que ha vivido Italia durante el último año corre peligro de acabarse por las inminentes elecciones para elegir al nuevo presidente de la república, que se celebrarán ele 24 de enero. El país transalpino vuelve a estar bajo en punto de mira de numerosos inversores ya que este proceso electoral amenaza la estabilidad política lograda con Mario Draghi.


La cuestión principal es si el actual primer ministro del país será elegido como nuevo presidente. Dentro de dos semanas, los legisladores y los delegados regionales italianos decidirán quién debe convertirse en el próximo presidente cuando el mandato de Sergio Mattarella llegue a su fin el 3 de febrero. Más de 1.000 diputados y representantes regionales del país emitirán su voto dentro de 15 días, explica CNBC.

Los analistas de Goldman Sachs creen que la salida de Draghi "desencadenaría la incertidumbre sobre el nuevo gobierno y su eficacia política".

"Dados los intereses divergentes entre los partidos en el Parlamento y el tiempo típico que se necesita para formar un nuevo gobierno, nos preocupa que este escenario suponga un retraso en la aplicación del Fondo de Recuperación y las reformas relacionadas", apuntaban en una nota para clientes. El Fondo de Recuperación se refiere a los 191.500 millones de euros que el país debe recibir de la Unión Europea (UE) para hacer frente al impacto económico de la pandemia de coronavirus.

"Independientemente de que Draghi sea elegido presidente o no, es poco probable que Italia celebre elecciones parlamentarias un año antes de lo previsto. Sin embargo, el proceso para instalar un nuevo primer ministro y un nuevo gobierno es probable que sea ruidoso y la actual coalición gobernante heterogénea puede sufrir una reconfiguración parcial", ha comentado por su parte Wolfango Piccoli, copresidente de la consultora Teneo.

La actual legislatura expira en 2023 y los italianos acudirán entonces a las urnas para elegir un nuevo parlamento y un nuevo gobierno, si no se celebran entretanto elecciones anticipadas.