Logo Bolsamania

Noticias

07/01/2022 10:26:34

El petróleo continúa subiendo con la atención puesta en Libia y Kazajistán

El recrudecimiento de las protestas en Kazajistán, país al que Rusia ha enviado una misión de paz para poner fin a los disturbios que comenzaron por las subidas en los precios de los combustibles, y los problemas de producción en Libia han provocado importantes alzas en el petróleo.


El barril de Brent ya cotiza por encima de los 82 dólares, mientras que el West Texas Intermediate está cerca de los 80 dólares.

“El salto al alza en los precios del petróleo refleja principalmente el nerviosismo del mercado a medida que aumentan los disturbios en Kazajstán y la situación política en Libia continúa deteriorándose y marginando la producción de petróleo”, comentan desde Rystad Energy Louise Dickson y recoge CNBC.

Kasim Yomart Tokáyev, presidente de Kazajistán, ha aceptado la dimisión del Gobierno kazajo al completo tras las protestas desatadas por la subida de los precios del gas licuado de petróleo. Asimismo, ha puesto en marcha una operación antiterrorista contra los manifestantes. Las revueltas han provocado decenas de muertos, diez de ellos son policías, guardias nacionales y militares.

Según informan algunos medios, la representante de la policía ha señalado que durante la madrugada "fuerzas extremistas" intentaron tomar varias sedes administrativas, el departamento de la policía de Almaty y otras unidades regionales.

Desde Rusia, tal y como recoge El País, se aseguró que estos choques "han sido inspirados desde el exterior a través de formaciones armadas". Precisamente, la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva, que lidera el país e incluye a Bielorrusia, Armenia y otros países de Asia Central, ha enviado una "misión de paz" para controlar las manifestaciones. Mientras, la Unión Europea pide que se respete la soberanía de Kazajistán.

Kazajistán es clave en el mercado mundial del petróleo, ya que es uno de los productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+).

"El momento es bastante incómodo para Putin. Las tropas que se utilizarían para tales operaciones están actualmente posicionadas cerca de la frontera ucraniana, mientras Rusia intenta obtener garantías de que la OTAN no se expandirá hacia el este", creen desde RaboBank.

"Muchos atribuyen esta subida del petróleo a los disturbios procedentes de Kazajstán, que podrían interrumpir el suministro", dicen desde CMC Markets.

Mientras, en Libia la producción ha caído a 729.000 barriles diarios, lejos de los 1,3 millones del máximo del año pasado. El problema, en este caso, está en los trabajos de mantenimiento de las tuberías.

Todo esto en un clima de nerviosismo ante la expansión de Ómicron por todo el mundo. Pese a ello, la OPEP+ aprobó hace unos días mantener el incremento diario de 400.000 barriles de crudo en febrero. Sus previsiones en diciembre ya indicaban que la nueva variante del coronavirus no iba a suponer un problema en la demanda de petróleo.