Logo Bolsamania

Noticias

10/06/2021 07:02:39

"Desorientados", "en tierra de nadie"... los mercados pierden las ganas y el norte

Recientemente un experto comentaba a Bolsamanía que preveía un verano de consolidación en los índices, con muchos inversores recogiendo parcialmente beneficios para emplear el dinero, hasta ahora destinado a la bolsa, en las vacaciones. A tenor de lo que se está observando en los últimos tiempos en la renta variable, parece que está ocurriendo esto o algo similar. Desde luego, lo que no se ven son ganas de aprovechar la liquidez que se pueda tener para ampliar posiciones en acciones.


En medio de este contexto, se ha entrado en un periodo, demasiado largo ya, de tranquilidad exagerada, con una pérdida de momentum en los índices evidente y un agotamiento generalizado que pide verano a gritos. Esto se traduce en la falta de interés de los inversores por las noticias que se van conociendo; porque se habla constantemente de que se esperan catalizadores pero, cuando aparecen, se obvian.

El Ibex, "en tierra de nadie". Ni supera resistencias ni abandona soportes, y en un dejà vu constante desde hace ya demasiados días

Este jueves se seguirá lo que tenga que decir el Banco Central Europeo (BCE), que se prevé mantenga los tipos de interés y el programa de compras de emergencia (PEPP) sin cambios. Será interesante observar si algo de lo que Christine Lagarde comente sobre la inflación -posiblemente insistirá en que es un problema transitorio- mueve las bolsas, cosa poco probable, por otro lado. "Esperamos que las perspectivas de inflación y crecimiento (del BCE) cambien sustancialmente, reflejando la reapertura de las economías, el progreso en el proceso de vacunación y el aumento de los precios de las materias primas", comenta François Rimeu, experto de La Française AM. Así, desde la firma prevén que la estimación de inflación se revise al alza desde el 2% para el último trimestre de 2021 hasta el 2,8%.

Con todo, el miedo por las presiones inflacionistas ha dejado de ser una preocupación para las bolsas, al menos en la medida en que lo era hace un mes. Aunque Deutsche Bank alertaba esta misma semana a la Reserva Federal (Fed) de que, como siga obviando el problema e insistiendo en sus políticas monetarias acomodaticias, se va a encontrar con una crisis -"descuidar la inflación deja a las economías mundiales sentadas sobre una bomba de relojería", ha dicho el banco-, y pese a que cada vez aparecen más voces que alertan de que no se está ante algo temporal, este asunto también ha perdido fuerza entre los inversores, que prácticamente lo ignoran... como hacen con otros temas.

Y mientras se resta peso a los riesgos, puede decirse que tampoco se hace mucho caso a las buenas noticias y que no reina el optimismo, precisamente. En realidad, parece que son la apatía y el cansancio los que mandan, esas ganas grandes de verano que se apuntan más arriba, y una buena dosis de desconcierto entre los inversores.

El reputado Mark Mobius ha dicho en una entrevista con CNBC publicada este miércoles que éstos están "desorientados y confusos", y que el comportamiento del bitcoin es una buena muestra de ello. También ha advertido de que deben observar "con mucho cuidado" todo lo que vayan diciendo y haciendo los bancos centrales. Además de la reunión del BCE de hoy, los días 15 y 16 de este mes hay reunión de tipos de la Reserva Federal (Fed), el 18 de junio, reunión del Banco de Japón, y el 24 de junio, reunión del Banco de Inglaterra.

"Cualquier retroceso en la oferta monetaria como resultado de la retirada de los bancos centrales será, creo, muy malo para los mercados. Así que considero que tenemos que vigilar esto muy cuidadosamente", ha advertido Mobius, quien reconoce que el momento actual es "muy incierto, eso seguro", con casos de extrema volatilidad desde que comenzó el año (desde todo lo relacionado con los foreros de Reddit, hasta las idas y venidas de las criptos).

"Mucha gente tiene efectivo en la mano con el que quiere hacer algo, y en segundo lugar, mucha gente está confundida", ha añadido.

Con todo, las bolsas llevan ya muchas sesiones registrando leves subidas o leves caídas, con jornadas puntuales de movimientos algo más bruscos, al alza o a la baja, para volver de nuevo a la apatía. Todo el mundo espera catalizadores (el BCE y el dato de inflación en EEUU de este jueves son los principales de esta semana), pero luego éstos pasan con más pena que gloria.

Mientras llega algo que realmente reactive a los inversores y mueva las bolsas, continuará el debate sobre la inflación, sobre si habrá tapering antes o después, sobre lo que decidirán Powell, Lagarde... pero es un debate que ahora mismo, pensando ya en el descanso estival, motiva muy poco. El Ibex, mientras tanto, "en tierra de nadie", como destacan los expertos de eToro. Ni supera resistencias ni abandona soportes, y en un dejà vu constante desde hace ya demasiados días.