Logo Bolsamania

Noticias

12/09/2022 17:29:30

El déficit del Estado se sitúa en el 2,44% del PIB en el primer semestre de 2022

El Ministerio de Hacienda y Función Pública ha informado que el déficit conjunto de la Administración Central, los Fondos Seguridad Social y las comunidades autónomas, excluida la ayuda financiera, se ha situado en 29.248 millones de euros en los seis primeros meses del año. Esto supone el 2,24% del PIB y un descenso del 45,5% respecto al mismo periodo del año anterior. Si se incluye el saldo de la ayuda a las instituciones financieras, por importe de 395 millones, el déficit se sitúa en el 2,27% del PIB.


En cambio, el déficit del Estado se situó en julio en el 1,66% del PIB. Este dato supone una reducción del 59% respecto al mismo período del año anterior..

“La evolución hasta julio muestra que el déficit del Estado continúa la senda descendente iniciada en 2021 como consecuencia de la reactivación económica y la creación de empleo impulsadas por el avance del proceso de vacunación”, señalan desde Hacienda.

En julio de 2021, el déficit del Estado se situaba en el 4,40%. En julio de 2022, el déficit se ha cifrado en 21.737 millones, lo que ha supuesto un descenso del 59% respecto a los 53.033 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. “Este resultado se debe a un incremento de los ingresos no financieros del 32,5%, frente al comportamiento de los gastos, que crecen a un ritmo del 3,1%”, explican.

En cuanto a los recursos no financieros, estos se sitúan en 148.415 millones, lo que implica un 32,5% más respecto al mismo periodo de 2021. Los impuestos alcanzan los 115.336 millones, el 77,7% del total de los recursos, y repuntan un 23,2% respecto a julio de 2022.

Asimismo, los impuestos sobre la producción y las importaciones aumentan un 15,9%. En concreto, los ingresos por IVA se elevan un 19,7%. Los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio crecen un 35,4% debido al IRPF, que se incrementa un 44,9% mayoritariamente por el ingreso del primer plazo de la declaración de la renta. Por su parte, el Impuesto sobre la Renta de No Residentes se eleva un 67,5%. Los ingresos del Impuesto sobre Sociedades crecen un 25,2%, si se deduce el ingreso extraordinario derivado de la fusión de dos grandes entidades que se recogió en 2021.

Los impuestos sobre el capital aumentan 134 millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior y los ingresos de las cotizaciones sociales descienden en un 3,6%. Las rentas de la propiedad disminuyen un 4,4% respecto a 2021 debido a los menores ingresos por intereses, que disminuyen un 20% hasta 994 millones. “No obstante, esta disminución se compensa, en parte, con el aumento de los ingresos por dividendos y otras rentas de la propiedad en un 5,7% hasta los 2.006 millones”, puntualizan desde Hacienda.

Los ingresos procedentes de la venta de bienes y servicios muestran un crecimiento del 34,7%. Finalmente, los otros recursos no financieros aumentan en 14.679 millones, lo que se debe a que el efecto a favor del Estado de la liquidación definitiva de 2020 de comunidades autónomas y de corporaciones locales ha sido muy superior, en torno a 11.400 millones más, que el de la liquidación definitiva de 2019, así como a la transferencia del Servicio Público de Empleo Estatal por 700 millones para la gestión por el Estado de las competencias asumidas en materia de formación profesional (RD 498/2020) sin correspondencia en 2021 hasta el mes de septiembre.

Por su parte, el déficit de la Administración Central se situó en 21.993 millones a finales de junio de 2022, lo que corresponde al 1,68% del PIB. Los Organismos de la Administración Central registran en el primer semestre de 2022 un superávit de 2.063 millones.

Por otro lado, la Administración regional registró un déficit en junio de 2022 de 8.168 millones, lo que equivale al 0,62% del PIB, frente al 0,64% alcanzado en junio de 2021. “Este resultado obedece a un aumento de los gastos del 3,8%, mientras los ingresos crecen a un ritmo del 3,7%”, explican, “los impuestos han subido un 10,7%, es decir, 3.525 millones más”. Destacan los impuestos sobre la producción y las importaciones, que aumentan un 22,8% alcanzando la cifra de 9.302 millones, con un crecimiento de ITP y AJD de un 26,6%. También aumentan los ingresos por impuestos sobre la renta y patrimonio un 7,6% hasta los 25.491 millones y los ingresos percibidos por impuestos sobre el capital ascienden a 1.648 millones de euros.

FONDOS DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Los Fondos de la Seguridad Social en la primera mitad de 2022 registran un superávit de 913 millones, frente a los 7.066 millones de déficit del mismo periodo de 2021. En términos de PIB el superávit de la Seguridad Social se sitúa en el 0,07%, mientras que hace un año marcaba un déficit del 0,59% del PIB.

“Este comportamiento es consecuencia de un crecimiento de los ingresos del 6,4% (destaca el buen comportamiento de las cotizaciones con un crecimiento del 5,5%) frente al descenso registrado en los gastos de un 1,5%”, indican.

Desde marzo de 2020 las operaciones del subsector Fondos de la Seguridad Social han estado directamente afectadas por la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19. No obstante, los avances en el control de esta, sobre todo con el proceso de vacunación, han motivado una reducción de su impacto económico. A finales del junio de 2022 dicho impacto estimado ha sido de 1.833 millones, lo que supone reducir en un 73,4% el que tuvo en el mismo período de 2021.

Al igual que ya ocurrió en 2021 destacan los datos registrados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que ha obtenido un superávit de 1.978 millones. Este comportamiento se debe, en gran medida, al conjunto de prestaciones por desempleo vinculadas a los ERTE y otras medidas COVID que alcanzan los 474 millones, mientras que en 2021 el gasto se elevó en este periodo a los 4.015 millones.

A su vez, el resto de las prestaciones de desempleo se reduce en un 6,5% respecto al año anterior por la mejor evolución del mercado laboral y el número de beneficiarios de las prestaciones de desempleo a finales de junio disminuye un 14,4% en tasa interanual.

Por último, el FOGASA presenta un superávit de 73 millones, frente a los 36 millones de superávit registrados en el mismo periodo de 2021.