Logo Bolsamania

Noticias

21/11/2022 09:16:52

"Las criptos son muy pequeñas como para que FTX arrastre a los mercados financieros"

El mercado de las criptomonedas sigue digiriendo como buenamente puede la quiebra de FTX. La caída de la segunda mayor bolsa de ‘criptos del mundo evaporó más de 200.000 millones de dólares del mercado y ha hundido a importantes criptomonedas como el bitcoin (BTC), que ha caído por debajo de los 17.000 dólares, o la solana (SOL), que vale una tercera parte respecto a los días previos a la quiebra. Entre tanto, importantes empresas del sector como Genesis están sufriendo los efectos colaterales de esta debacle y han disparado los temores de un efecto contagio. Sin embargo, según indican desde Citi, los mercados financieros no se verán afectados por estos eventos.


“Creemos que los mercados de criptomonedas siguen siendo demasiado pequeños y aislados como para provocar un contagio en los mercados financieros, con una capitalización de mercado de 800.000 millones de dólares en comparación con los 41.000 billones de dólares de la renta variable estadounidense”, explican desde la firma neoyorquina.

Asimismo, la compañía estadounidense recalca que la correlación entre el bitcoin y el S&P 500 se ha vuelto a reducir significativamente después de registrarse alzas de más del 6% la anterior semana en el selectivo de referencia, en comparación con las pérdidas de más del 20% en la ‘cripto’ reina.

El equipo de analistas de Citi destaca que “la principal forma en la que los mercados pueden sufrir” es en la exposición de 1.800 millones de dólares de capital riesgo y fondos de pensiones recaudados en los últimos cuatro años por la firma de Sam Bankman-Fried. “Esto puede tener otras implicaciones menores para los choques de cartera en un régimen macro volátil. En comparación con anteriores eventos de criptomonedas, como Luna (40.000 millones de dólares perdidos), el ‘crash’ de FTX sigue siendo relativamente pequeño, sobre todo en comparación con la caída del sector tecnológico a lo largo del año”, añaden. Cabe señalar que, en lo que va de 2022, el Nasdaq se ha dejado cerca de un 30%.

Además, el banco neoyorquino también señala que los volúmenes de las bolsas descentralizadas han aumentado hasta un 30% en lo que va de mes, incrementando la cuota de mercado frente a las bolsas centralizadas como FTX, “en medio de los temores de la custodia centralizada”. Importantes custodios como OKX, Crypto.com o Gemini han visto importantes movimientos de salida en los últimos días y en algunos casos han tenido que llegar a pausar los retiros.

Por otra parte, estos expertos reconocen que existe un “riesgo idiosincrático” en el mercado debido a este posible contagio, aunque piensan que esta etapa de volatilidad extrema podría ser puntual. “La producción de nuestro modelo de factores ha bajado con respecto a septiembre. El modelo de costes de producción se mantiene relativamente estable. En el modelo de adopción, las tasas de ‘hash’ están al alza y el crecimiento de usuarios es estable”, apuntan.

En este sentido, Carlsten Menke, analista ‘Next Generation’ de Julius Baer, señala que bitcoin y ethereum (ETH) se han mantenido en un rango muy amplio en los últimos días. Dicho esto, “en medio del creciente contagio y con la confianza destrozada, cualquier tipo de recuperación se vuelve mucho menos probable”, comenta. “Las heridas de esta crisis de las criptomonedas necesitarán mucho más tiempo para cicatrizar, y el potencial a largo plazo de los activos digitales ha quedado firmemente fuera de foco”, explica también.

“VEMOS PARALELISMOS CON LEHMAN BROTHERS”

Lo cierto es que todo apunta que lo peor no ha pasado y algunos expertos pronostican caídas destacadas para las criptomonedas. Es el caso de JP Morgan, que estima que bitcoin cotizará por debajo de los 13.000 dólares en los próximos meses, al tiempo que alertaba de que el número de entidades capaces de rescatar a aquellas “con bajo capital y alto apalancamiento” se está reduciendo. “Algunos ven paralelismos entre el colapso de FTX y el de Lehman Brothers en 2009. Estamos de acuerdo, ya que existe el mismo tipo de interconexiones entre los participantes del mercado que durante la Gran Crisis Financiera. Además, también estamos asistiendo a importantes deficiencias en materia de gestión de riesgos y gobierno corporativo”, indican desde Julius Baer.

La clave de cuán grave será este ‘crash’, apuntan desde Citi, la tendrá la profundidad del efecto contagio. “No está claro hasta dónde puede llegar ni cuánto puede durar. Con la cantidad de empresas e inversiones involucradas en FTX, podría tomar mucho tiempo para que esto se resuelva tras acogerse al Capítulo 11 (de la Ley de Quiebras de EEUU)”, ha apuntado Joseph Ayoub, analista de Citi, en una entrevista concedida a ‘CNBC’.

Este experto ha subrayado también que el sector de las criptomonedas se enfrenta a un problema adicional: “No parece tener un prestamista de última instancia”. Si en la crisis financiera de 2008 los bancos centrales salieron al rescate de las entidades tradicionales, en este caso las empresas de criptos tendrán que apañárselas prácticamente solas. “Casi parece irónico ya que antes pensábamos que Sam Bankman-Fried y FTX proporcionaban una especie de opción de prestamista de último recurso... y ahora parece que no hay ningún prestamista de último recurso significativo”, ha agregado. Cabe recordar que en los últimos días Binance ha anunciado un fondo de ayuda para empresas del sector con problemas de liquidez, pero el principal ‘exchange’ del mundo no ha dado más detalles al respecto.

Con todo, el mayor desafío al que se enfrentan las ‘criptos’ es palmario: la confianza está bajo mínimos, especialmente en aquellos proyectos estrechamente vinculados a Bankman-Fried como Solana. “La confianza se tarda años en conseguir y solo un instante en perder”, ha recordado Ayoub, quien cree que también se presenta una buena oportunidad para que otras empresas consigan una mayor cuota de mercado.

“Si bien la fase actual de la crisis de las criptomonedas muestra claras similitudes con la Gran Crisis Financiera, inicialmente también había paralelismos con la burbuja de las puntocom, como el miedo a perder la oportunidad (FOMO), un alto grado de exuberancia y valoraciones excesivas”, apunta Menke. “La confianza en las criptomonedas está más rota que nunca, lo que sugiere que las heridas de la crisis actual tardarán mucho más tiempo en curarse”.

“Cuanto más contagio haya y más se destruya la confianza, menos probable será cualquier tipo de recuperación, incluso si el apetito por el riesgo en los mercados financieros vuelve a mejorar. El potencial a largo plazo de los activos digitales, que sigue existiendo gracias a su tecnología de cadena de bloques subyacente, ha pasado por ahora a un segundo plano”, concluye este experto.