Logo Bolsamania

Noticias

26/03/2021 06:00:00

¿Créditos más caros en España? Sí... y la culpa es del elevado riesgo de desempleo

Mayor inestabilidad de la renta y del empleo. Es la razón a la que el Banco de España atribuye que los préstamos personales sean más caros en nuestro país en comparación con nuestros vecinos europeos. Los nuevos créditos para finalidades distintas a la compra de vivienda situaban en julio de 2020 sus tipos de interés en el 8%, un nivel "relativamente elevado", según el organismo.


"El hecho de que los tipos de interés sean elevados puede deberse a que los hogares españoles que acceden a esta modalidad de crédito presentan un perfil arriesgado en términos comparativos", explica el Banco de España en su último Boletín Económico. Además, que características de los endeudados, tales como el estado laboral de la persona de referencia o el nivel de activos, expliquen una parte reducida del diferencial entre los tipos de interés en España y los países de nuestro entorno indica que operan otros factores, señala el organismo. Y destaca una diferencia importante: que el mercado laboral español, frente al alemán o al francés, se caracteriza por una elevada rotación en el puesto de trabajo y un alto grado relativo de inestabilidad de la renta.

Así, en 2017 los trabajadores españoles por cuenta propia percibían una probabilidad de alrededor de 20 puntos porcentuales de perder su empleo en los 12 meses siguientes, 10 puntos más que en el caso de los hogares alemanes o franceses y cinco puntos más que en el de los italianos. En el mismo año, la probabilidad percibida de pérdida de empleo en los 12 meses siguientes por los españoles con contrato temporal era entre nueve y 16 puntos porcentuales superior a la de los hogares franceses y alemanes, respectivamente, y similar a la de los italianos, según los datos recogidos por el Banco de España.

Y la situación crediticia no es de ahora. Hace seis años, el tipo de interés que pagaban los hogares españoles por sus préstamos personales pendientes se situaba en torno al 6,5%, un porcentaje que ya era más elevado que el de los contraídos por los hogares alemanes, franceses o italianos, inferiores al 5,6%.

Sin embargo, el Banco de España destaca que las diferencias en las características de los endeudados solo explican una parte reducida del diferencial entre los tipos de interés de los préstamos personales españoles y los del resto de los países. Por tanto, "la mayor parte del diferencial se debe a que las entidades financieras españolas valoran las características de los hogares de forma diferente", es decir, aplican tipos de interés distintos a hogares con las mismas características.

Por otro lado, atendiendo a las características de los hogares con préstamos personales, España es el país con mayor prevalencia de personas de referencia inactivas o paradas, y con menor prevalencia de hogares con la persona de referencia con contrato indefinido.