Logo Bolsamania

Noticias

22/11/2022 12:26:32

Credit Suisse prevé una "débil rentabilidad" para las bolsas en 2023 y prefiere renta fija

El crecimiento económico global para el próximo año será de apenas un 1,6%, según el Investment Outlook 2023 de Credit Suisse que se ha publicado este martes.


La firma de servicios financieros cree que, aunque los bancos centrales probablemente frenarán o terminarán el endurecimiento de las políticas monetarias en 2023, no habrá recortes de tipos en ninguna de las principales economías.

"En este contexto, es probable que los activos de renta fija ofrezcan oportunidades atractivas para los inversores, mientras que el rendimiento de la renta variable se mantendrá contenido, al menos en la primera mitad del año", comenta.

Después de un 2022 complicado, Credit Suisse espera para 2023 recesiones en la eurozona y Reino Unido y una ralentización del crecimiento en China. "Estas economías deberían tocar fondo a mediados de 2023 y comenzar una débil y tímida recuperación, un escenario que se basa en el supuesto crucial de que EEUU logre evitar una recesión", comenta. "Esperamos que el crecimiento económico en general se mantenga bajo en 2023 en un entorno de rigurosas condiciones monetarias y de un reinicio continuo de la geopolítica", añade.

POR REGIONES

Para Estados Unidos, Credit Suisse espera que el crecimiento del año que viene se sitúe en una media del 0,8%. Aunque reconoce que existe una alta probabilidad de recesión (por encima del 40%), este no es su escenario base. "Esperamos que la Reserva Federal siga endureciendo de forma agresiva su política monetaria hasta llegar a una tasa de interés final del 4,75%-5,00%", indica.

Para la eurozona, estima que seguirá en recesión hasta finales del segundo trimestre de 2023 y que registrará un crecimiento del -0,2% para todo el año 2023. Asimismo, espera que la inflación persistentemente elevada y la debilidad de la moneda empujen al Banco Central Europeo a subir las tasas de forma agresiva hasta alcanzar una tasa final del 3% a principios de 2023.

En cuanto a China, prevé un crecimiento del 4,5% en 2023, por debajo del consenso. El menor potencial de crecimiento, la consolidación fiscal y el lento abandono de la política gubernamental de cero-Covid probablemente frenarán la economía. "Nuestra expectativa es que cualquier reapertura significativa se producirá solamente hacia fines del primer trimestre de 2023", anticipa.

Sobre Reino Unido, destaca que entró en recesión en el tercer trimestre de 2022 y espera que la economía británica siga contrayéndose durante la mayor parte de 2023.

DÉBIL RENTABILIDAD DE LAS ACCIONES

Credit Suisse estima que las acciones generarán "una débil rentabilidad en el primer semestre de 2023", ya que la atención sigue centrada en el tema de los "tipos más altos durante más tiempo”. Los sectores y regiones con beneficios estables, bajo apalancamiento y capacidad para fijar los precios deberían tener mejores resultados en este entorno, comenta.

"Una vez que nos acerquemos a un giro de los bancos centrales, los sectores sensibles a los tipos de interés con un sesgo de crecimiento podrían volver a ganar atractivo", explica Credit Suisse.

Por otra parte, la probable normalización de la inflación en 2023 debería hacer más atractivos los activos de renta fija y volver a ofrecer ventajas de diversificación en las carteras, avisa. "Los steepener de la curva de EEUU, los bonos soberanos de larga duración de EEUU frente a los de la UE, la deuda de mercados emergentes en divisas fuertes, el crédito con grado de inversión y los títulos crossover deberían ofrecer interesantes oportunidades en 2023", concluye Credit Suisse.