Logo Bolsamania

Noticias

28/03/2021 06:00:00

El Covid pone patas arriba medio mundo: así han cambiado los hábitos de consumo

La pandemia del coronavirus ha cambiado completamente los hábitos de vida. La mayoría de personas se han visto forzadas a elegir otros métodos de consumo e internet se ha convertido en una herramienta fundamental en un nuevo contexto mundial. Pese a las medidas de países emergentes para frenar las consecuencias económicas de la crisis, estas no han sido suficientes para compensar una caída dramática en los ingresos.


El informe Emerging Consumer Survey 2021: A world beyond the pandemic, elaborado por Credit Suisse, apunta que un 27,4% de los consumidores han visto reducidos sus ingresos, aunque los más afectados han sido las rentas más bajas, con caídas de casi un 40% respecto a hace un año. Por regiones, Latinoamérica ha sido la región más perjudicada, aunque también Indonesia y Tailandia se encuentran en la lista roja, pese a haber controlado el nivel de mortalidad causado por el Covid-19.

Además, el documento señala que las pautas de consumo en los países emergentes han cambiado. A este respecto, se han registrado fuertes retrocesos en el gasto en productos discrecionales como viajes, entretenimiento, ropa y también educación, este último debido fundamentalmente al cierre de escuelas. Descensos que se han compensado con un aumento del gasto asociado al cuidado de la salud y del ahorro.

No obstante, el precio de la pandemia no ha sido igual para todos los países. Las restricciones de movilidad ante el avance del virus han provocado una caída generaliza del Producto Interior Bruto (PIB) en la gran mayoría de economías emergentes, si bien hay excepciones: Turquía y China han sido las únicas del estudio en registrar un aumento del PIB real, una caída del desempleo y un crecimiento del consumo privado en los últimos doce meses.

LA CULTURA DEL CONSUMO DIGITAL

El consumo a través de internet ha venido para quedarse. La encuesta de Credit Suisse afirma que la mayoría de los países tienen la intención de continuar o aumentar la propensión a comprar en línea.

Es tal el impacto de la crisis sanitaria en las decisiones de los consumidores que más del 90% de los encuestados esperan mantener o aumentar las compras de alimentos desde internet, más del 70% espera seguir teletrabajando y más del 60% considera que la educación desde casa se mantendrá en el futuro. Respecto a los viajes, los usuarios son pesimistas y dudan de que puedan volar a otro país durante 2021.

Otra de las tendencias que ha cogido impulso en este año ha sido la comida a domicilio, y más de la mitad valoran que este tipo de consumo no solo se asentará, sino que se incrementará de cara a los próximos años. Las dificultades en la compra de alimentos durante el confinamiento han provocado que estos servicios se conviertan en una opción real.

Asimismo, actividades relacionadas con el banco o el entretenimiento se han transformado drásticamente, y actualmente más de un 80% de los usuarios de las economías emergentes utilizan las apps bancarias para realizar sus transacciones, evitando de esta forma cualquier contacto con las entidades físicas.

MAYOR PREOCUPACIÓN POR EL MEDIO AMBIENTE

Los nuevos hábitos también han evolucionado hacia un mayor cuidado de la salud y una mayor concienciación del medio ambiente. El dossier desprende que la crisis climática está provocando problemas alimentarios, y más del 50% de los ciudadanos de los países menos desarrollados se enfrentan a una inseguridad alimentaria moderada o grave.

Y es que la mayor preocupación hacia el medio ambiente se está trasladando, según Credit Suisse, a las decisiones de consumo. La encuesta evidencia que más del 90% de los consumidores sienten que estas inquietudes influyen en las decisiones de compra. Todos los países, a excepción de Rusia y Brasil, registran una alta concienciación a este respecto.

Por actividades, los territorios estudiados ven los plásticos de un solo uso como la principal barrera a la hora de consumir, seguida de la compra del fast fashion y el uso de vehículos contaminantes. En este contexto, la demanda de vehículos eléctricos parece ir en aumento, sobre todo por parte de los consumidores más adultos. Por contra, son los jóvenes quienes buscan métodos alternativos de transporte, como la bicicleta, que sustituyan a los coches y el transporte público.

A este respecto, los encuestados consideran que la pandemia les ha llevado a tomar nuevos estilos de vida más saludables, y preponderan la comida sana sobre el deporte. Con esto, añaden que, durante estos meses, la mayoría han dejado de consumir tanto tabaco como bebidas alcohólicas, en beneficio del agua.

¿PERSPECTIVAS ESPERANZADORAS?

Todos los encuestados aseguran que el ritmo de vacunación en sus respectivos países es clave para la vuelta a la normalidad. Un tercio de ellos tienen esperanzas de que sus finanzas mejoren en los próximos seis meses. De la misma forma, pero bajando hasta el 20%, consideran que sus ingresos aumentarán a finales de este año.

Sin embargo, este optimismo no es del todo desenfrenado cuando son preguntados sobre si se acerca el momento de realizar más compras (sólo un 4,4%). En este sentido, casi un 80% tiene pensado aumentar sus ratios de ahorro, y la cifra aumenta al 90% cuando se pregunta a los más jóvenes, que optan por ser más cautelosos.