Logo Bolsamania

Noticias

27/04/2021 06:55:34

¿Y si la corrección del bitcoin es lo mejor que le podía pasar para llegar a los 100.000?

Pese a las numerosas voces de alarma que suenan en el mercado de las criptodivisas, fruto del reciente desplome del 27% en el bitcoin y que aseguran que aún le queda mecha al movimiento bajista de corto plazo, cada vez más expertos salen a la palestra para minimizar las caídas de la semana pasada. Mientras unos subrayan que son completamente normales dentro de los ciclos de precios de la más operada de las monedas digitales y declaran que en nada deterioran la tendencia subyacente, claramente alcista, otros incluso se congratulan de lo que en el análisis técnico se conoce como una sana corrección de toda la vida. El objetivo sigue siendo los 100.000 dólares.


La mayúscula volatilidad y las ventas en plena fase alcista se consideran, en circunstancias normales, una señal de que más subidas están por venir, ya que reducen el FOMO (del inglés Fear of Missing Out) y limpian el mercado de operadores inexpertos permitiendo que manos más fuertes compren el activo. Es el caso claro del retroceso "saludable" que la creación de Satoshi Nakamoto vivió la semana pasada, según David Grider, analista de Fundstrat, en declaraciones a Yahoo Finance, que "refuerza los argumentos de los alcistas".

El miedo a que un tope de mercado, similar al de 2017, sobrevuele el precio está muy presente entre los inversores, pero Grider no cree que las circunstancias se asemejen a las de hace algo más de tres años, cuando acabó por colapsar un 80% en los meses siguientes a marcar el máximo de aquel entonces, en 20.000 dólares. Para este analista estamos ante "un período de enfriamiento antes de reanudar las subidas" con miras a la cifra redonda de 100.000 dólares, que un gran porcentaje de expertos creen que se alcanzará este año.

"Invertir en el bitcoin es estar dispuesto a correcciones continuas tras cada nuevo impulso alcista, del 30% de media", comenta por su parte José María Rodríguez, analista de Bolsamanía. Sin ir más lejos y en lo que llevamos de año hemos asistido a caídas del 31%, del 26%, del 19% y ahora del 27%. Estas son las correcciones que ha ido experimentando el bitcoin en 2021. En el ciclo alcista de 2015-2017 asistimos a correcciones (drawdown) del 35% de media en ocho ocasiones. "Lo que quiere decir que las caídas últimas no significan nada. Absolutamente nada. Son una fase correctiva más de las muchas que han de llegar todavía y poco más", asevera el experto.

Tomando como referencia estas declaraciones, la rectificación en el precio era más que previsible, pero "si lo miramos con una perspectiva a medio-largo plazo, lo más probable es que vivamos una gran consolidación de estos activos", indica por su parte Álvaro Alcañiz, CMO y Cofundador de Onyze. "La presión vendedora parece estar ahora en pleno proceso de esperar y ver en zonas clave de soporte", comentan por su parte los expertos de eToro.

Los analistas del bróker llaman a no darlo todo "por perdido hasta que los mínimos observados en los 47.500 dólares se pierdan". "De hacerlo estaríamos en zona de sobreventa con peligro de ir a buscar los 44.000 dólares. Por arriba, hay que superar los 55.000 dólares con fuerza para volver a pensar en niveles superiores", agrega, antes de pedir "precaución".

Con todo, los alcistas apuestan a que hay mucho más recorrido tras este impasse. Muchos apuntan a los ciclos de auge y caída de bitcoin vinculados a la mecánica del código del activo, que reduce automáticamente el precio pagado a los mineros que confirman las transacciones en la red a la mitad aproximadamente cada cuatro años en un evento apodado halving. En mayo de 2020, bitcoin experimentó su tercera actualización de este tipo, cuando la recompensa a los mineros se recortó automáticamente de 12,5 bitcoins a 6,25.

Históricamente, el precio de bitcoin ha subido después de esos eventos, como lo demuestra el reciente repunte de casi el 3.000% que siguió en los 18 meses posteriores a la segunda "reducción a la mitad". Otros analistas se acogen al modelo "stock-to-flow" que mide los suministros existentes, normalmente de materias primas, frente al flujo al que se producen los nuevos inventarios. En el caso del bitcoin, los halvings, por definición, cortan ese flujo a la mitad. Al aplicar la medida al bitcoin, el fundador de la firma de inversión en criptomonedas Pantera Capital, Dan Morehead, expresó su sorpresa por cómo el precio del bitcoin se ha movido al ritmo de las proyecciones.

Otro analista técnico muy seguido señaló en Twitter que un gráfico de tendencia más largo mostraba una trayectoria de predicción similar para el precio del bitcoin que se remonta a 2012 y, de hecho, expresó su alivio por la reciente caída que lo acerca al modelo.

Además, el volumen de capitales y la actividad en las plataformas de intercambio no ha hecho más que aumentar coincidiendo con la caída del bitcoin, lo que explica las subidas de otras altcoins. "Una de las cosas que nos da un poco de confianza en cuanto a dónde estamos el el ciclo a largo plazo es que si nos fijamos en otros grandes activos digitales como el ethereum, incluso durante este retroceso que ha tenido el bitcoin, ha estado, en términos relativos, haciendo nuevos máximos recientes en los últimos años", señala Grider. Hecho que indica que el capital se mueve dentro del mercado "y no estamos necesariamente viendo una súper fuga".

En todo caso, si algo hemos visto ha sido precisamente lo contrario entre los actores institucionales en los últimos tiempos. Esta semana, Morgan Stanley reveló que había recaudado casi 30 millones de dólares de más de 320 inversores para su nuevo fondo de criptomonedas en sólo 14 días, según los nuevos archivos. También se dice que Goldman Sachs está trabajando en el despliegue del acceso a la inversión en bitcoin y otros activos digitales para los clientes de gestión de patrimonios, al igual que JP Morgan. Y desde el punto de vista normativo, la SEC ha reconocido oficialmente la presentación de un tercer ETF de bitcoin que la agencia está revisando. El 29 de abril deberá pronunciarse sobre la presentación de VanEck, para denegar, retrasar o finalmente dar luz verde al primer ETF de bitcoin de Estados Unidos.