Logo Bolsamania

Noticias

01/02/2024 13:33:49

Dosis de optimismo en la eurozona: se frena la contracción del sector manufacturero

En nuevo año ha traído una dosis de optimismo para el sector manufacturero de la zona euro, cuya contracción se ha ralentizado en enero. El índice PMI revela que la desaceleración se ha moderado por tercer mes consecutivo. No obstante, "existe una posibilidad real de que la recesión que ya dura un año en el sector manufacturero de la zona euro pueda extenderse hasta el primer trimestre de este año".


"Aunque el índice PMI es más alto que a finales del año pasado, todavía no se ha situado en territorio de expansión", subrayan en Hamburg Commercial Bank.

Así, el índice PMI del sector manufacturero de la zona euro subió notablemente a 46,6 en enero desde 44,4 registrado en diciembre, alcanzando su nivel más alto en diez meses. Sin embargo, todavía se sitúa por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50, como ha ocurrido desde julio de 2022, y por lo tanto señala un nuevo deterioro de las condiciones.

En detalle, los cinco componentes del índice PMI manufacturero ejercieron una influencia direccional positiva en enero.

"Para quienes tienen una perspectiva del vaso medio lleno, el conjunto de indicadores del PMI manufacturero ofrece una dosis de optimismo. En primer lugar, el índice PMI acumula tres meses consecutivos de subidas, tendencia que se refleja en el indicador a futuro de los nuevos pedidos. En segundo lugar, hay una tendencia alcista generalizada en los subindicadores, que abarcan el volumen de compras, los pedidos pendientes y la producción. Además, un mayor número de empresas que durante los últimos nueve meses esperan un aumento de la producción en los próximos doce meses", explican.

El índice de los nuevos pedidos y el de la producción aumentaron más de dos puntos cada uno a principios de año. En ambos casos, aunque indicaron nuevas contracciones intermensuales, los ritmos de declive fueron los más débiles en nueve meses. También se observó un ritmo de deterioro más lento de los nuevos pedidos de exportaciones, ya que las ventas de exportación cayeron al ritmo más débil desde abril del año pasado.

Sin embargo, los datos de la encuesta de enero indicaron un importante exceso de capacidad en las fábricas de la zona euro, tal y como lo demuestra otra fuerte caída mensual de los trabajos atrasados, a pesar de que el ritmo de reducción se atenuó por tercer mes consecutivo. Se produjeron más destrucciones de empleo, extendiendo el actual período de reducción de plantillas que comenzó en junio del año pasado, pero los recortes en las cifras de la fuerza laboral fueron los más suaves en cuatro meses.

Los fabricantes de la zona euro se mostraron menos agresivos con las reducciones de las compras en enero. Después de registrar algunas de las contracciones más pronunciadas en la historia del estudio durante la segunda mitad de 2023, la compra de insumos cayó al ritmo más débil desde marzo del año pasado. Los niveles de inventario volvieron a disminuir en enero, aunque una reducción más suave de las existencias de insumos contrastó con una caída más rápida de las tenencias de productos terminados.

A juzgar por los encuestados, las reducciones sostenidas (aunque más lentas) de los inventarios siguieron siendo deliberadas, ya que el débil entorno de la demanda predominante fue un motivado clave para que las empresas mantuvieran menos stocks. Esto se produjo a pesar de los nuevos disturbios en las cadenas de suministro, provocados por el desvío de barcos para evitar el Canal de Suez. Según los datos de la última encuesta, los plazos de entrega de los proveedores se alargaron por primera vez en un año.

En cuanto a los precios, en enero se registraron caídas sostenidas de los precios de compra y de los precios de venta y las tasas de disminución se aceleraron por primera vez desde julio y septiembre del año pasado respectivamente.

De cara al futuro, los fabricantes de la zona euro se volvieron más optimistas en sus expectativas de crecimiento en el plazo de doce meses, hecho subrayado por el aumento del Índice HCOB de Producción Futura que se situó por encima del nivel de ausencia de cambios de 50 hasta alcanzar su nivel más alto desde abril del año pasado. No obstante, el optimismo de los fabricantes siguió siendo moderado según los estándares históricos y el índice estuvo por debajo de su promedio a largo plazo.

LA RECUPERACIÓN PUEDE COMENZAR EN LAS ECONOMÍAS DEL SUR

"A pesar de estos signos alentadores, conviene ser cautelosos, ya que tanto el índice PMI como la mayoría de los subíndices permanecen en territorio de contracción", matizan en Hamburg Commercial Bank.

Por países, Alemania y Francia están frenando la recuperación de la industria de la zona euro. El PMI manufacturero de Francia se revisó ligeramente a la baja, hasta 43,1 desde su estimación original de 43,2. Esto lo deja por encima de su nivel de diciembre, pero es el más bajo entre las cuatro grandes y el segundo más bajo entre las ocho economías de la zona euro incluidas en la encuesta.

En Alemania, el índice manufacturero se ajustó ligeramente al alza a 45,5, desde su estimación inicial de 45,4. En diciembre fue de 43,3. En Italia, el PMI subió a 48,5 desde 45,3 en diciembre, pero el PMI manufacturero fue más alto en España en enero, con 49,2.

Creen que el camino de la zona euro hacia la recuperación del sector manufacturero puede comenzar en las economías del sur, "que podrían actuar como catalizador para sacar a las economías más grandes del atolladero recesivo. Entre los cuatro principales países de la zona euro, España e Italia destacan como los más alentadores, ya que sus índices PMI han subido alrededor de 3 puntos y se están acercando poco a poco al nivel de ausencia de cambios de 50. Aunque Alemania ha sido testigo de una mejora notable en el índice PMI, todavía se mantiene en territorio de contracción, y la situación económica de Francia sigue siendo casi tan grave como a finales de año".

Analizando los datos a nivel sectorial, "estamos detectando algunas señales tempranas de mejora. En Italia, la producción de bienes intermedios aumentó por primera vez en diez meses. En España, el índice PMI de bienes de consumo se mantiene sólidamente en territorio expansivo y el sector de bienes de capital está avanzando hacia el crecimiento. Mientras tanto, en Alemania la situación de los nuevos pedidos de bienes de capital y de bienes intermedios tiende a mejorar, aunque es posible que todavía sean necesarios algunos meses para ver un crecimiento", concluyen.

Por su parte, los analistas de Pantheon Macroeconomics comentan que la industria manufacturera de la zona euro todavía estaba estancada a principios de año, "pero hay señales de que la demanda no está cayendo tan rápidamente ahora y, por lo tanto, hay brotes verdes en las perspectivas". No obstante, creen que "a partir de aquí sólo será una recuperación lenta".


BOLSA y MERCADOS