Logo Bolsamania

Noticias

04/05/2022 06:00:00

¿Comprar para vivir o para invertir? La vivienda, refugio frente a la inflación

El deseo por cambiar de casa entre los ciudadanos se consolida en niveles muy altos. Los motivos que animan a este cambio son muy variopintos, pero entre los principales comienza a despuntar la compra por inversión. El ahorro acumulado se ha encontrado con un escenario de incertidumbre económica y un contexto de alta inflación, lo que ha situado al sector inmobiliario como un valor refugio y como una inversión de protección frente a la subida de los precios.


En los últimos seis meses, la demanda de vivienda que busca un lugar para invertir su dinero es la que más ha crecido: 1,8 puntos. En concreto, según el observatorio elaborado por AEDAS Homes, uno de cada cuatro entrevistados baraja mudarse de vivienda en los próximos dos años y cerca de la mitad, en los próximos cinco años. Entre los principales motivos destaca la compra por inversión, como cita el 14,3%, por detrás de quienes alegan que su situación económica ha mejorado y quieren una nueva casa (14,5%) o de quienes dicen necesitar una casa más grande (16,8%).

De este incremento de la demanda inversora de vivienda se extrae una "conclusión evidente", y es que "desde que comenzó la pandemia, el ahorro embalsado de las familias ha crecido significativamente. Una situación que confluye ahora con un aumento de la inflación", que cerró en el 8,4% en abril y en el 9,8% en marzo, opina el director de Aplicaciones y Data de la promotora inmobiliaria, Jorge Valero

Apunta también que "el escenario inflacionario estaría convirtiendo a la vivienda en un atractivo producto de inversión y, de nuevo, el sector inmobiliario se alza como un valor refugio entre la demanda que busca activos para invertir su dinero". "Las cifras del Banco de España ratifican a la vivienda como la inversión más interesante del momento", añade. Según recoge el organismo español en su listado de inversiones alternativas, la rentabilidad de la vivienda alcanzó el 10% al cierre de 2021.

Según los último datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la compraventa de viviendas continúa al alza y suma ya doce meses consecutivos de tasas positivas. En febrero, las operaciones de este tipo sumaron un total de 53.623, lo que supone su mayor cifra desde abril de 2008, disparándose un 24% en comparación con el mismo mes del año pasado. Las compraventas de viviendas realizadas entre personas físicas concentran el 66,8% del total de compraventas de viviendas transmitidas en febrero de 2022.

Además, como aporta el CBRE, el sector inmobiliario español ha empezado pisando fuerte en términos de volumen de inversión. A cierre del primer trimestre de 2022, en España se han invertido más de 4.300 millones de euros en el sector inmobiliario, una cifra 2,5 veces superior al volumen registrado en el primer trimestre de 2021, siendo el segundo mejor primer trimestre de la historia tras el de 2018. Los fondos inmobiliarios, fondos de inversión e inversores privados han concentrado el 53% del volumen transaccionado.

"Las perspectivas de inversión son favorables, pero no están exentas de riesgos debido a la elevada incertidumbre geopolítica y económica y la elevada inflación. No obstante, el apetito inversor sigue latente y no está afectando al transcurso de las operaciones en curso, centradas principalmente en inversiones estables a largo plazo", afirma la directora de Research en CBRE España, Lola Martínez Brioso.

La inversión en el sector inmobiliario europeo ha alcanzado los 78.000 millones de euros en el primer trimestre de 2022, posicionándose como el segundo inicio de año más sólido de la historia. Los volúmenes de inversión en el sector inmobiliario en Europa han aumentado un 29% en comparación con el primer trimestre de 2021, unas cifras que solo se superaron a principios de 2020, cuando la inversión total alcanzó los 90.000 millones de euros.

España ha visto un aumento del 123% en comparación con el mismo período del pasado año, superando los niveles del primer trimestre de 2020.

Y la previsión es que el mercado inmobiliario mantendrá el dinamismo iniciado en 2021 creciendo a un ritmo estable y alejado de nuevas burbujas. A pesar de las tensiones inflacionistas y geopolíticas, el ahorro acumulado se seguirá destinando a la vivienda y la inversión internacional retomará su espacio y se convertirá en uno de los impulsores del sector durante este año.

Esta es una de las conclusiones de un informe elaborado por Engel & Völkers en el que se prevé que "la intensa demanda interna en el mercado residencial y el regreso paulatino del comprador extranjero mantendrá al inmobiliario español como un sector muy atractivo para la inversión". De hecho, "el mercado de la vivienda ha mostrado un comportamiento atípico tras la pandemia, más dinámico de lo esperado en un contexto de incertidumbre y deterioro internacional", señala su consejero delegado para España, Portugal y Andorra, Juan-Galo Macià.

De su lado, la directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa, María Matos, destaca que " el sector inmobiliario puede constatar que sigue conduciendo y dando respuesta a ese gran interés por comprar vivienda que se inició el pasado ejercicio. La compraventa de viviendas continúa muy sólida e impulsando el restablecimiento del sector". Cree que la búsqueda de vivienda es símbolo de que el comprador "intenta sortear la inminente subida de tipos anunciada por el Banco Central Europeo (BCE) en los próximos meses".

"Otro de los factores que sigue fomentando la compra de vivienda es la incertidumbre. Si algo podemos decir del inmobiliario es que durante la pandemia ha demostrado acrecentarse frente a una crisis exógena de la que ha salido reforzado y es probable que frente a una guerra se despierte el apetito inversor de los particulares atraído por la vivienda como valor refugio en otro contexto de incertidumbre o inseguridad económica prolongada", añade.

A nivel mundial, según declara la Chief Investment Officer de Lombard Odier, Stéphane Monier, "los inversores que buscaban diversificar su cartera en un contexto de tipos bajos recurrieron al sector inmobiliario en busca de rentabilidad", y "el sector inmobiliario sigue proporcionando cierta protección frente a la subida de precios, mientras que los bajos niveles de oferta de propiedades comerciales y la fuerte demanda hacen que no esperemos ver una caída de las valoraciones durante el próximo año".