Logo Bolsamania

Noticias

16/07/2021 14:22:56

Citi y Barclays coinciden: España es un lastre preocupante para el negocio de Telefónica

"El negocio español sigue en dificultades", "España sigue siendo una preocupación". Es lo que opinan los analistas de Citi y Barclays sobre Telefónica ante la previsión de los próximos resultados que presentará la compañía. Sobre sus acciones recaen consejos de neutral, de Citi, e infraponderar, de Barclays. Sitúan su precio objetivo en los 3,75 euros y 4,3 euros por acción, respectivamente.


En concreto, Barclays asegura en un reciente informe que "el apalancamiento y España siguen siendo preocupaciones" para Telefónica. En general, estos analistas aumentan ligeramente sus expectativas de ingresos del grupo para 2021 en un 0,6%. "Esto es impulsado por movimientos de divisas positivos en Brasil (+7%), así como por expectativas ligeramente más altas para Alemania (+1%), que compensaron con creces una inclusión más corta de Reino Unido", dicen.

Para 2022 y 2023, suben sus estimaciones de ingresos del grupo en un 3%, "nuevamente impulsado principalmente por la apreciación del real brasileño y por Alemania". No obstante, reducen la previsión de ingresos para España en un 2%. "Nuestras expectativas de inversión de capital para 2021 se mantienen en gran medida sin cambios, pero las aumentamos en un 4% a partir de entonces". Para el segundo trimestre de 2021 esperan que los ingresos caigan un 6%.

Además, esperan que los próximos resultados de Telefónica representen "una mejora subyacente a medida que se anualizan los vientos en contra del Covid-19 y las divisas". En cuanto a los acuerdos en Reino Unido y con Telxius, creen que generarán ganancias de capital significativas en el segundo trimestre.

Por su parte, Citi prevé que los resultados del segundo trimestre del presente ejercicio traigan "una reducción sustancial de la deuda", a pesar de que "el negocio español sigue en dificultades". Según explican, es probable que Telefónica haya reducido su deuda neta en 8.900 millones de euros entre abril y junio, con otra reducción confirmada de 1.400 millones de euros en el futuro.

Señalan como signos positivos una estabilización del real brasileño y la anualización de los efectos adversos del Covid. Sin embargo, "las perspectivas comerciales nacionales siguen siendo difíciles". "En resumen, existen pros y contras en la historia de la equidad y preferimos permanecer al margen", afirman.