Logo Bolsamania

Noticias

28/07/2022 17:10:37

Cinco consejos para reducir el consumo del gas tras el acuerdo energético europeo

Este martes se aprobó la medida sobre la reducción del consumo de gas en países de la Unión Europea. Los ministros energéticos de los Estados miembros aprobaron el acuerdo energético que prevé esta reducción voluntaria del consumo del gas natural en un 15% desde el 1 de agosto hasta el 31 de marzo de 2023.


España, en un primer momento, se opuso a esta norma, pero acabó a favor al ser objeto de una excepción por su "situación geográfica o física especifica". Finalmente, la reducción del país será de un 7%. En la misma situación se encuentran países como Portugal o Grecia.

Esta medida la pueden adoptar los países de manera voluntaria por el momento, pues si la situación se complica, se podrá establecer la obligatoriedad en el ahorro. Asimismo, puede resultar una complicada situación, sobre todo en los meses de invierno, para las empresas y los consumidores, por lo que Selectra ha presentado un informe con cinco consejos para reducir el consumo de gas en los hogares sin comprometer la comodidad de los consumidores.

Lo primero que recomiendan es ajustar la temperatura del calentador de agua. Si el agua caliente se tiene por gas natural, a mayor temperatura, mayor será el consumo generado. Programar la caldera a 40 grados sería una buena medida para reducir el consumo y utilizar el agua caliente cuando sea necesario.

En segundo lugar, es favorable controlar la temperatura de la vivienda, lo ideal seria mantenerla en torno a los 19ºC y 21ºC durante el invierno. En verano, el aire acondicionado debería estar sobre los 25ºC, teniendo en cuenta que cada grado que se disminuya la temperatura a partir de ahí aumentará el consumo energético en un 8%.

La tercera pauta trata de ubicar en un lugar libre de interferencias el radiador. Cuando el frío empiece a persistir y el uso de los radiadores y de la calefacción empieza a cobrar fuerza, un consejo sería evitar rodear estos de demasiados objetos para que no interfieran con la radiación y que hagan que aumente el tiempo de uso que les demos.

La penúltima clave está en revisar el estado de los radiadores, pues deben funcionar correctamente, especialmente los primeros días de frío. En caso de oír ruidos como caída de agua o si el radiador no calienta de manera uniforme, habrá que llamar a un técnico para averiguar por qué ocurre y así evitar un derroche de energía.

Por último, es aconsejable tener instalados termostatos programables para controlar la temperatura del hogar, de manera que permita gestionar los grados que hay en cada habitación. De este modo se puede calentar solo ciertas zonas de la casa y a determinadas horas del día, o apagar automáticamente los sistemas de calefacción en las horas que no haya nadie en la vivienda.