Logo Bolsamania

Noticias

17/02/2021 13:01:04

Calviño ve "artificial y estéril" el debate sobre la condonación de deuda

La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, considera un debate "artificial y estéril" las propuestas para que el Banco Central Europeo (BCE) condone deuda pública de los Estados por la crisis de la pandemia de Covid-19.


En la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja, el diputado del PP Mario Garcés ha instado en varias ocasiones a la vicepresidenta tercera a exponer su posición sobre el manifiesto impulsado por el economista francés Thomas Piketty en favor de esa condonación, que ha sido suscrito por relevantes cargos de las formaciones de Gobierno, como la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, o el responsable económico de Podemos y secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez.

Pero Calviño ha remitido sus "prioridades" a controlar la pandemia, avanzar en la vacunación, el apoyo a familias, empresas y autónomos para afrontar la crisis y la ejecución rápida del Plan de Recuperación. "El resto de debates que no suman a este objetivo colectivo y compartido no son ni prioritarios ni productivos, son artificiales y estériles", ha dicho.

En el transcurso de la interpelación, Garcés ha elucubrado, ante la ausencia de respuesta de Calviño, cómo la vicepresidenta había preparado su intervención para contestar "ni sí, ni no, ni todo lo contrario" con su equipo de asesores del Minsiterio. "La creación de debates estériles no las he provocado yo, la habrá provocado la presidenta del PSOE o el secretario de Estado", ha dicho. Por ello, le ha animado a "enfrentarse a sus propios fantasmas" que, ha apostillado, "están sentados en el propio Consejo de Ministros".

DAR CONTINUIDAD A ESTA POLÍTICA MONETARIA Y FISCAL

Sin pronunciarse sobre ningún aspecto concreto de la propuesta, Calviño ha destacado que la actual política monetaria del BCE está permitiendo la colocación de deuda "en condiciones favorables" y que su mejor reflejo está en una prima de riesgos en el entorno de los 60 puntos cuando en la anterior crisis, en 2012, alcanzó los 668 puntos.

Por ello, ha insistido en el mantenimiento de las actuales políticas monetaria y fiscal y la continuidad de los programas de compra por parte de la institución, pues cree que esta política ha facilitado un "marco adecuado" para la adopción de medidas para afrontar la crisis. En apenas un año, el Tesoro ha emitido 115.000 millones de euros para responder a las necesidades de la pandemia, ha relatado Calviño, si bien ha alabado la "excelente gestión" de este departamento, al concluir el pasado año por debajo de las previsiones de endeudamiento respecto al PIB, incluso de las previstas para el próximo año, en el entorno del 117%.

Sin embargo, Calviño ha llamado a priorizar la gestión de las medidas de recuperación: "Más allá de fijarnos del nivel de deuda, debemos asegurar que este esfuerzo colectivo revierte en mayores oportunidades de progreso", ha asegurado la vicepresidenta tercera.