Logo Bolsamania

Noticias

13/02/2024 10:00:30

El bitcoin y los ETF despegan e ilusionan al mercado: ¿hasta dónde pueden llegar?

El bitcoin (BTC) ha despertado en febrero. Tras un comienzo de año algo tibio y un marcado retroceso inicial tras la aprobación de los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) al contado, los activos digitales han subido más de un 10% en la última semana y han empujado al bitcoin por encima de los 48.000 dólares por primera vez desde diciembre de 2021. Y es que, una vez superado el peor momento, los expertos parecen tener claro que el criptoactivo rey solo puede ir hacia arriba.


Para Manuel Villegas, analista de activos digitales del banco suizo Julius Baer, el desempeño del bitcoin en este escueto mes y medio de año que llevamos es engañoso y "no indicativo del sentimiento" que impera en el mercado. Esto se debe a que, si bien la criptomoneda reina no ha conseguido despegar con la fuerza que pronosticaban algunos analistas, los fondos cotizados sí parecen haber cumplido con su cometido: cautivar al capital institucional.

Según datos de BitMEX y Bloomberg, los ETF aprobados el pasado 11 de enero han conseguido captar más de 2.700 millones de dólares netos en el mes que llevan en el mercado, ello a pesar de que las salidas observadas en Grayscale Bitcoin Trust (GBTC) han superado los 6.000 millones de dólares. Sin tener en cuenta al gigantesco fondo de Grayscale, el grupo conocido como Big Nine entre el que se incluye el iShares Bitcoin Trust de BlackRock (IBIT) han conseguido unos flujos de entrada netos de más de 8.500 millones de dólares.

"Pensé que los Nueve se debilitarían un poco a medida que disminuyeran las salidas de GBTC, pero se están fortaleciendo. Otro día de 500 millones sin contar la hemorragia de GBTC y con 10.000 millones de dólares en volumen total. IBIT tiene ahora 4.000 millones de dólares en activos bajo gestión con 500 millones negociados este viernes, el segundo día con más que GBTC", destaca Eric Balchunas, analista de ETF de Bloomberg.

UN PROBLEMA LLAMADO GRAYSCALE

El gran borrón de este mes ha sido, sin ninguna duda, el Grayscale Bitcoin Trust. Este fondo ha sido el protagonista negativo indiscutible, siendo casi el responsable único de la presión bajista observada en el espacio de las criptos en las últimas semanas.

Antes de su conversión en ETF, GBTC era una de las pocas formas que tenían los inversores estadounidenses de exponerse al bitcoin sin poseer la criptomoneda subyacente. Con todo, GBTC sigue siendo el mayor producto de inversión en bitcoin, con más de 20.000 millones de dólares en activos bajo gestión (AUM, por sus siglas en inglés), el doble que los otros 9 grandes ETF al contado juntos.

El producto de Grayscale fue castigado por los inversores por diversos factores. El primero, su elevadísima comisión de gestión del 1,5%, la cual quintuplica la de otros productos más atractivos como el IBIT de BlackRock, que sitúa la suya en el 0,25%. Asimismo, la reducción del descuento sobre el valor liquidativo del fondo también fue un argumento para que muchos inversores hicieran caja con las acciones que compraron en el último año, cuando el fondo pasó sus peores momentos.

Si bien expertos como los de JP Morgan creen que este producto de inversión ha completado la práctica totalidad de su ajuste, también creen que hay razones para pensar que podría seguir perdiendo fondos si no realiza una serie de cambios estructurales como la reducción de las comisiones o consigue mejorar su liquidez.

PERSPECTIVAS POSITIVAS

Sin embargo, pese al importante peso de GBTC, lo cierto es que la mayoría de los analistas son muy positivos con el futuro de estos productos de inversión y, en consecuencia, del bitcoin.

Matteo Greco, analista de investigación de Fineqia, señala que existe una "fuerte correlación entre la magnitud de las entradas y la reducción de las salidas de GBTC". "Mientras que GBTC registró una salida acumulada de 415 millones de dólares la semana pasada, lo que representa una reducción significativa con respecto a semanas anteriores, los ETF de BTC al contado registraron una entrada neta total de unos 1.200 millones de dólares durante el mismo periodo, lo que supone la mayor entrada semanal desde su lanzamiento", explica.

"Los volúmenes de negociación siguen siendo excepcionalmente altos, con un volumen acumulado de unos 5.500 millones de dólares registrado la semana pasada, lo que equivale a un volumen de negociación diario de aproximadamente 1.100 millones de dólares. Desde su creación, los volúmenes de negociación acumulados han alcanzado los 35.600 millones de dólares, con un volumen medio diario de negociación de unos 1.700 millones de dólares", añade Greco.

Para Balchunas es notable que algunos de estos productos de inversión como el IBIT hayan tenido un éxito tan temprano, ya que normalmente requieren "entre 5 y 10 años" para mirar cara a cara a los líderes de su sector. "Juegan en su propia liga. No hay precedentes", afirmó este experto, quien cree que el tiempo juega a favor del fondo de BlackRock y de otros como FBTC.

¿HASTA DÓNDE PUEDE LLEGAR EL BITCOIN?

Como decimos, el optimismo entre el analista está en máximos. Si bien las tesis de inversión pronunciadas a finales del pasado año no se han correspondido al 100% con la realidad, la explosión del bitcoin en los últimos días y los flujos de entrada en los ETF confirman la base de la mayoría de los análisis alcistas: los inversores institucionales se han sentido atraídos por los nuevos productos de inversión debido a los menores costes relativos que conllevan.

"El alcance de la subida de bitcoin este año depende significativamente del número de nuevas inversiones en carteras dedicadas a criptodivisas. Suponiendo que el 1% siga siendo la regla general para la mayoría de los inversores, alcanzar los 100.000 dólares puede ser más difícil de lo esperado", explica Rania Gule, analista de mercados de XS.com. Sin embargo, este estratega cree que, si los mercados están dispuestos a dar la vuelta a las cosas y cambiar este porcentaje de asignación al 5%, 10% o incluso 20%, bitcoin podría alcanzar niveles "históricos", aunque esta posibilidad es "menos probable".

Relacionado con esto, Villegas ha señalado que los gestores de fondos de Fidelity Canada, dentro de sus fondos "todo en uno", incluyeron una asignación estratégica de bitcoin de entre el 1% y el 3% a través de su ETF canadiense al contado. Según este experto, la inclusión de la clase de activo dentro de un vehículo de inversión "formalmente conservador" pone de relieve "las ventajas de diversificación que aporta una asignación relativamente pequeña de un activo menos correlacionado" y, por tanto, podría apoyar este escenario más optimista que ve Gule.

Con todo, Gule cree que el mercado se está centrando mucho en los efectos de los fondos cotizados y menos en otros catalizadores potenciales como el halving de la red Bitcoin o la posible aprobación de los ETF de ethereum (ETH). Históricamente, los halvings o reducción a la mitad de las recompensas de la cadena de bloques Bitcoin han coincidido con ciclos alcistas en los meses anteriores y posteriores a su compleción. Un año después del primer 'halving', el bitcoin pasó de 12 dólares a casi 1.000 dólares. Tras el segundo, repuntó hasta los 2.550 dólares. Con el tercero, bitcoin cotizaba a 8.700 dólares y alcanzó un máximo de 19.700 dólares en diciembre de 2020.

"Parece lógico esperar que la reducción a la mitad del precio del BTC tenga un gran impacto. Reducir a la mitad la recompensa minera pagada por bitcoin por añadir un nuevo bloque a la red, tendrá dos consecuencias importantes. En primer lugar, aumentará la escasez relativa de BTC. En segundo lugar, hará que bitcoin sea más atractivo con el tiempo. Estos dos resultados podrían hacer que el precio de BTC suba a largo plazo", explica Gule.

Entonces, ¿veremos otro máximo histórico para el bitcoin en 2024? El rendimiento histórico, explica este experto, no garantiza el rendimiento futuro, por lo que asumir que bitcoin volverá a subir esta vez es arriesgado. De hecho, pueden pasar entre 12 y 18 meses hasta que se materialicen todas las ganancias del halving, lo que significa que "podríamos no ver el verdadero alcance" de este hasta "algún momento de 2025, haciendo que la inversión a largo plazo sea la opción más segura".

"Basándome en lo anterior, espero que el precio de BTC sea menos volátil con el tiempo. Estará más correlacionado con las clases de activos tradicionales, lo que podría llevar a una mayor estabilidad en los precios del bitcoin. Sin embargo, podría seguir subiendo a largo plazo, pero no creo que tenga posibilidades de superar el nivel de 100.000 dólares a finales de este año", concluye.


BOLSA y MERCADOS