Logo Bolsamania

Noticias

29/07/2022 07:37:36

Biden y Xi hacen planes para reunirse en persona

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente chino, Xi Jinping, terminaron una llamada telefónica el jueves con planes para organizar una reunión cara a cara por primera vez desde que Biden asumió el cargo, según un alto funcionario estadounidense.


Sin embargo, Xi se mantuvo firme sobre la cuestión de Taiwán, mientras que Biden señaló que la posición de Estados Unidos no ha cambiado, de acuerdo con las lecturas oficiales de los gobiernos estadounidense y chino.

La última conversación de los dos líderes se produjo en un periodo de tensión entre sus países, especialmente por la reciente retórica en torno a Taiwán. Pekín considera la isla, democráticamente autogobernada, como parte de su territorio.

"Xi no intensificó las amenazas de China, pero sí pareció advertir indirectamente que el viaje de Pelosi podría inflamar el nacionalismo chino", señala el informe.

Pekín ha advertido de "medidas fuertes y decididas" si la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visita Taiwán este verano, según ha informado Financial Times, citando fuentes.

Durante la llamada del jueves, el líder chino mantuvo una posición severa sobre las consecuencias del apoyo a la independencia de Taiwán.

"Salvaguardar decididamente la soberanía nacional y la integridad territorial de China es la firme voluntad de los más de 1.400 millones de chinos", afirmó Xi durante la llamada, de acuerdo con un comunicado oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores de China.

La "política de una sola China" de Estados Unidos de las últimas décadas ha reconocido a Pekín como el único gobierno legal de China. Estados Unidos también mantiene relaciones no oficiales con Taiwán, con la política de asegurarse de que la isla tenga los recursos necesarios para defenderse, como recoge CNBC.

Biden señaló durante la llamada del jueves con Xi que la política de Estados Unidos sobre Taiwán no ha cambiado, según las lecturas oficiales de China y la Casa Blanca.

Las tensiones entre Estados Unidos y China se intensificaron durante la administración de Trump, que puso aranceles a productos de China por valor de miles de millones de dólares y prohibió a las empresas estadounidenses vender suministros a algunas compañías tecnológicas chinas.

La administración de Biden ha presentado la relación bilateral como una competencia estratégica.

Durante la llamada, que duró unas 2 horas y 20 minutos, se discutieron áreas de cooperación potencial como el cambio climático y la seguridad sanitaria, de acuerdo con el funcionario estadounidense.

La lectura china señaló que Xi hizo hincapié en la necesidad de que ambos países se comuniquen para "coordinar las políticas macroeconómicas", estabilizar las cadenas de suministro y proteger la seguridad de la energía y los alimentos a nivel mundial.

Ambos líderes, que hablaron por última vez en marzo, también discutieron la guerra entre Rusia y Ucrania. Pekín se ha negado a calificar de invasión el ataque de Moscú a Ucrania.

La llamada supuso "un paso adelante en la capacidad de discutir asuntos profundamente delicados de forma profesional", afirma Scott Kennedy, asesor principal y presidente de la cátedra de Economía y Negocios Chinos del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

"Nunca hubo ninguna posibilidad de que Estados Unidos violara su propia política de una sola China", señala Kennedy. "Ni siquiera una visita de Pelosi cambiaría eso".

Los dos países describieron la llamada como "sincera" y afirmaron que fue iniciada por Estados Unidos.