Logo Bolsamania

Noticias

04/06/2024 13:49:26

Bernstein: no ha habido presiones políticas en la aprobación de los ETF de ETH

La aprobación de los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) de ethereum (ETH) al contado el pasado 23 de mayo ha dado mucho que hablar en el espacio de las criptomonedas. Si bien se esperaba que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) diese su brazo a torcer tras autorizar los ETF de bitcoin (BTC) al contado, eran muy pocos los que hace un mes esperaban que mayo fuese la fecha en la que el regulador diese el visto bueno a estos productos de inversión. En este sentido, desde Bernstein señalan que la SEC no habría estado sometida a presiones políticas para tomar esta decisión.

Bernstein: no ha habido presiones políticas en la aprobación de los ETF de ETH

Algunos analistas señalaban que este movimiento del regulador tendría que ver con ciertas presiones desde la Casa Blanca ante la proximidad de las elecciones presidenciales de noviembre. Y es que la popularidad del expresidente Donald Trump, que se ha mostrado muy favorable a las criptomonedas, mientras que los demócratas liderados por Joe Biden se han mostrado bastante más escépticos en este frente.

Sin embargo, estos rumores parecen menos creíbles después de que el propio Joe Biden vetara el proyecto de ley de derogación del Boletín de Contabilidad del Personal (SAB, por sus siglas en inglés) número 121 de la SEC. SAB 121 es una guía contable de la SEC que ordena a las instituciones financieras que poseen criptoactivos para clientes que los mantengan en sus propios balances. Los críticos con esta guía dicen que hace que sea demasiado difícil para las instituciones financieras trabajar con empresas de criptomonedas.

"El SAB 121 refleja las opiniones técnicas del personal de la SEC sobre las obligaciones contables de determinadas empresas que salvaguardan criptoactivos. En virtud de la invocación de la Ley de Revisión del Congreso, esta resolución liderada por los republicanos limitaría indebidamente la capacidad de la SEC para establecer límites adecuados y abordar cuestiones futuras. Esta inversión del juicio ponderado del personal de la SEC de esta manera corre el riesgo de socavar las autoridades más amplias de la SEC con respecto a las prácticas contables. Mi Administración no apoyará medidas que pongan en peligro el bienestar de los consumidores y los inversores. Por lo tanto, voy a vetar esta resolución", explicó Biden en un comunicado publicado el pasado viernes.

Cabe señalar que los miembros de la Cámara de Representantes votaron inicialmente a favor de derogar el proyecto de ley por un amplio margen de 228 votos afirmativos a 182 votos negativos y lo pasaron al Senado. Los senadores se hicieron eco y aprobaron la derogación el proyecto por 60 a 38 votos, y lo elevaron a la Casa Blanca. Previamente, Joe Biden advirtió al Congreso de que, si votaba a favor de derogar el controvertido SAB, haría uso de sus poderes ejecutivos para vetar la derogación.

Este veto encendió todas las alarmas de la industria de criptoactivos, quienes ahora han puesto todos sus esfuerzos en que se apruebe la Ley de Innovación Financiera y Tecnología para el Siglo 21 (FIT 21, por sus siglas en inglés). Este texto ha sido aprobado en el Senado, de mayoría republicana, y en la Cámara de Representantes, gracias al apoyo de la mayoría demócrata, y se espera que la Casa Blanca no vete la norma.

"Es probable que las estrictas regulaciones sigan impulsando el éxodo de las empresas de criptomonedas hacia países como Suiza, los EAU y otros con un entorno normativo más favorable. La clase de activos se ha politizado en gran medida, con los republicanos de un lado, empezando por Trump, abogando por un entorno normativo claro y propicio, y los demócratas del otro, proponiendo proyectos de ley para ahogar la tecnología. La regulación se encuentra en una zona gris, y podría surgir volatilidad en cuanto la normativa se haga más estricta. Las inversiones indirectas en BTC a través de empresas mineras y otras operaciones sensibles a la beta alta podrían estar en el extremo más arriesgado", explica Manuel Villegas, analista experto en activos digitales de Julius Baer.

Por otro lado, Bernstein destaca que la decisión de la SEC tiene que ver única y exclusivamente con el propio ether en sí. Según estos analistas, el regulador "sabía que estaba acorralado con el ETF de ETH", ya que compartía la misma configuración regulatoria que los ETF de BTC al contado, lo que definía al ETH como una materia prima. Anteriormente, la SEC había abierto una investigación para dirimir si el ETH es una materia prima o un valor, siendo esta última un motivo de peso para el rechazo a los ETF al contado. Cabe señalar que la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC, por sus siglas en inglés) considera a la mayor altcoin del mercado como un valor.

En este sentido, Paul Grewal, director jurídico de Coinbase, ha señalado en una entrevista con The Block que la aprobación de los formularios 19b-4 por parte de la SEC suponen un "momento decisivo" en el debate sobre el estatus de ETH. "Durante demasiado tiempo, la SEC ha jugado a esconder la pelota en su posición sobre si el ETH es o no un valor, un no valor, una mercancía o algo totalmente distinto", ha apuntado, al tiempo que ha subrayado que "no hay forma de cuadrar" las declaraciones de registro S-1 presentadas con "ninguna otra conclusión que no sea que el ETH no es un valor". La SEC debe aprobar los formularios S-1 para que estos productos de inversión empiecen a cotizar en bolsa.

Por último, Bernstein también ha indicado que espera que los flujos de los ETF de ETH al contado sean mucho más bajos que los de BTC, aunque "debería haber una demanda reprimida de los mismos participantes que el ETF de bitcoin". Otros analistas también defienden esta tesis, mientras que otros van más allá y opinan que ni siquiera es necesario que se aprueben para que los precios de las criptos repunten con fuerza.


BOLSA y MERCADOS





Tuit traders
Tuit traders

Las finanzas apalancadas principio y final

  • Tuit-traders - 21/06/2024 13:35

La historia y evolución del apalancamiento financiero se puede estudiar en tres pasos. Los bonos de alto rendimiento (o “bonos basura”) fueron el primer paso. Eso terminó en 1990 cuando Michael Milken, el padrino de este tipo de deuda, fue enviado a prisión por fraude y perseguido posteriormente por su falta de ética en la creación de deuda de empresas. En el segundo paso, el crecimiento del capital privado, “Private Equity (PE)”, fue financiado tanto con bonos basura como con préstamos apalancados, que exigen que las empresas paguen un tipo de interés variable en lugar de los cupones fijos de la mayoría de los bonos. Los inversores en crédito privado están realizando ahora el tercer paso. Desde 2020, estas empresas, que a menudo también gestionan fondos de PE, han invertido más de 1 billón de dólares. Cuando los tipos de interés subieron en 2022 y los bancos dejaron de otorgar nuevos préstamos, el crédito privado se convirtió en la única opción disponible y sobre todo la más rentable.