Logo Bolsamania

Noticias

22/09/2022 06:00:00

BBVA y Santander, las dos caras de la moneda en el escaparate de las hipotecas variables

El mercado de las hipotecas variables se mueve, aunque en direcciones opuestas según la entidad a la que se mire, en un contexto en el que el euríbor no encuentra tope. Mientras BBVA rompe el mercado y rebaja sus préstamos para la compra de vivienda, Santander hace todo lo contrario y los encarece.


BBVA ha rebajado el tipos de interés de su hipoteca variable al 0,6% desde el 0,79%, más euríbor, a partir del segundo año. El interés inicial se queda en el 0,89%.

Eso sí, para beneficiarse de ese precio la entidad exige domiciliar una nómina de más de 600 euros o pensión de más de 300 euros y contratar el seguro de hogar y el seguro de protección de pagos. Al cliente que no cumpla con estas tres condiciones se le aplica un diferencial del 1,6%.

Santander, por el contrario, ha actualizado al alza su oferta. Ahora, su hipoteca variable es más cara al contar con un tipo de interés inicial del 1,97%, frente al 1,87% anterior. Después, mantiene el 1,97% más euríbor a partir del séptimo mes. Momento en el cual el cliente puede obtener una rebaja en su interés, con una bonificación máxima del 1,1%, con lo que se quedaría en euríbor más 0,87% a partir del séptimo mes, cumpliendo todas las condiciones.

Para obtener la máxima bonificación habrá que domiciliar una nómina de la menos 600 euros o una pensión o prestación por desempleo mayor a 300 euros, utilizar un mínimo de seis veces la tarjeta de crédito, contratar un seguro y obtener el certificado de eficiencia energética para una vivienda sostenible.

En agosto, el euríbor cerró al 1,249%. ¿Hasta dónde puede subir? Es difícil preverlo. Estará en torno al 2,5% cuando acabe el año, estiman desde el comparador financiero HelpMyCash. "De hecho, no sería descabellado que rozase el 3%". Todo dependerá de cómo evolucione la economía europea y de cuánto sean las subidas de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE). Desde Asufin apuntan a que el euríbor seguirá dinamitando todas las proyecciones y se situará, a final de año, en el 2,2%.

Según los últimos datos proporcionados por el Banco de España, el euríbor a 12 meses cerró agosto en su nivel más alto desde mayo de 2012, con una media mensual del 1,25%. Pero está claro que seguirá escalando. En lo que va de septiembre, el índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas ha cruzado la barrera del 2%, superándola en varias ocasiones, llegando a marcar cifras que no se veían desde enero de 2009. Por el momento, la media provisional para septiembre se coloca en el 2,083%.

Las entidades españolas concedieron créditos para adquirir vivienda por un tipo medio del 2,198% en agosto, el mayor nivel registrado desde abril de 2015. Con este panorama, las hipotecas variables son cada vez más caras y los españoles necesitan dedicar cada vez una mayor parte de su nómina para pagar su vivienda.

Ante estas perspectivas, es aconsejable que los clientes con una hipoteca variable traten de ahorrar en los próximos meses para afrontar una subida importante de sus cuotas por lo menos durante 2023. "Desde HelpMyCash recomendamos a quienes tienen hipotecas variables que se adelanten al golpe. Una alternativa es modificar sus condiciones para amortiguar el aumento, se puede hacer reduciendo el diferencial para que la mensualidad no se encarezca tanto, o bien negociar para pasarse al tipo fijo y pagar una cuota estable. Estos cambios pueden pactarse con la propia entidad o pueden llevarse a cabo mediante un traslado a otro banco (subrogación) o la contratación de una nueva hipoteca".

Pero la subida de tipos no afectará únicamente a los que ya tienen firmado un préstamo hipotecario. La cotización al alza del euríbor encarecerá también las hipotecas variables que se firmen en los próximos meses. "Además, para incentivar la contratación de estos productos y mantener sus márgenes de beneficios, los bancos aumentarán el precio de sus hipotecas fijas, como ya viene ocurriendo desde febrero de este año", añade el comparador.