Logo Bolsamania

Noticias

22/11/2022 09:57:56

Barclays y el sombrío 2023: "Las bolsas no estarán fuera de peligro hasta final de año"

Barclays ha presentado sus perspectivas para la renta variable europea de cara a 2023 y una de las principales conclusiones es que no espera que la situación mejore hasta finales del próximo año. "La renta variable aún no está fuera de peligro, pero es probable que se encuentre en un lugar mejor a finales de 2023", indica.


Su objetivo para el Stoxx Europe 600 a finales de 2023 es de 450 puntos, lo que implica una subida de apenas el 4% desde los niveles actuales de cotización.

Según el escenario central de Barclays, deberían cumplirse más condiciones para una "inflexión positiva" (pico de inflación, pivote de la política económica, depresión del PMI, recortes del beneficio por acción) en la renta variable a medida que avance el año y se vislumbre el nuevo ciclo.

"El conflicto Ucrania-Rusia y la reapertura de China son incógnitas conocidas, pero el posicionamiento bajista en la renta variable europea/internacional y las bajas valoraciones mejoran la recompensa del riesgo a medio plazo, en nuestra opinión", apunta.

Baclays añade que el tercer año de los ciclos presidenciales en EEUU es "típicamente favorable al riesgo" (a las bolsas). Aun así, avisa de que "el camino no será fácil". "La última compresión de posiciones cortas ha eliminado parte del potencial alcista, los gráficos están sobrecomprados y la geopolítica plantea un escenario complicado", indica, y suma los riesgos relacionados con un posible aterrizaje brusco, la estabilidad financiera y la estanflación.

CATALIZADORES

En medio de un contexto complicado, Barclays identifica una serie de catalizadores de cara a 2023, con implicaciones positivas y negativas.

Así, explica que el grueso de subidas de tipos, la fortaleza del dólar y la caída de la masa monetaria han quedado atrás, aunque advierte de que su impacto en el crecimiento aún no se ha materializado del todo.

"La recesión es el coste de reducir la inflación, y las grietas en el crédito, la vivienda y las criptomonedas amenazan la estabilidad financiera. Esperamos una modesta política de relajación (monetaria) para esta época del año que viene y no una gran mejora en Ucrania o China", anticipa.

"El panorama es sombrío y no se prevé un aterrizaje brusco; sin embargo, la historia demuestra que la renta variable puede recuperarse incluso cuando el crecimiento es débil", añade.

En segundo lugar, apunta que las estimaciones del consenso sobre beneficios/márgenes récord en 2023 son "poco realistas". "Se avecinan más recortes: prevemos un -12%. Pero pensamos que una caída del 10-15% del BPA ya está descontada, y la renta variable podría avanzar", comenta.

POSICIONAMIENTO

De cara al próximo año, Barclays aconseja mantener Europa frente a Estados Unidos. Desde su punto de vista, Europa se enfrenta a más retos que EEUU, "pero tiene la valoración y el posicionamiento de su lado". También subraya que el Dax "parece atractivo", aunque prefiere Reino Unido, para el que tiene un consejo de sobreponderar -con preferencia por el Ftse100 frente al Ftse250-, al igual que para Francia.

Como segunda idea, apunta que "la suerte de los mercados emergentes podría mejorar a medida que el dólar se consolide".

Y, en tercer lugar, aconseja mantener Cíclicos frente a Defensivos. "Los cíclicos han sobrepasado el PMI recientemente y tendrán que absorber los recortes de beneficios. Sin embargo, la valoración y el posicionamiento abogan por un mejor rendimiento frente a 2022", detalla. Asimismo, sobrepondera Energía, Tecnología (mejora desde mantener) y Bienes de Primera Necesidad (mejora desde mantener); mantiene Consumo Discrecional, Finanzas (mejora Seguros a sobreponderar y reitera mantener Bancos), Materiales, Utilities (rebaja desde sobreponderar) y Sanidad (rebaja desde sobreponderar); e infrapondera Industriales, Telecomunicaciones e Inmobiliaria.