Logo Bolsamania

Noticias

03/01/2022 06:00:00

Los bancos fijan en mínimos el interés real de los créditos al consumo

Incentivar el gasto, esa parece ser la meta de los bancos, que han situado el interés real de los créditos al consumo en un mínimo que no se registraba desde hacía años. Sin embargo, el coste de este tipo de financiación continúa siendo más alto en España que en la media de la zona euro.


Los tipos de interés activos aplicados por las entidades de crédito y establecimientos financieros de crédito se colocaron, según los últimos datos publicados por el Banco de España de octubre, en el 6,74% para operaciones a plazo entre uno y cinco años, mientras que la TAE fue del 7,29%. En ambos casos el porcentaje supone un mínimo desde que el organismo facilita estos datos.

Aún así, las entidades españolas ofrecen un crédito al consumo más caro que en el resto de la eurozona, donde el interés se situó en el 4,64% y la TAE en el 5,83%.

En cualquier caso, esta rebaja es superior a la de la tasa anual equivalente, "lo que nos indica que las financieras han aplicado unos tipos más bajos, pero han cobrado más en otros gastos", señalan desde el comparador financiero HelpMyCash. Por ello, recomiendan no fijarse únicamente en el tipo de interés a la hora de decidirse por contratar un préstamo determinado. Uno de los aspectos clave es el plazo de amortización, ya que cuanto más tiempo se tarde en devolver el dinero solicitado, más intereses habrá, lo que aumentará el coste total del crédito. "Por eso es muy importante ajustar el plazo de devolución al mínimo posible intentando que las cuotas se adecúen a nuestro presupuesto mensual", avisan. Suele ocurrir también que, dependiendo de la finalidad del préstamo, las entidades financieras ofrezcan alguna oferta promocional de financiación.

En cuanto a las comisiones, las más habituales son de estudio y de apertura. La primera la cobran algunos bancos por el estudio de la solvencia económica del cliente. Suele cobrarse como un porcentaje sobre el importe total del préstamo. Mientras, con la comisión de apertura se suma al coste del préstamo un importe derivado de los gastos administrativos de la gestión del crédito. Se agrega como una cantidad fija o un porcentaje sobre el coste total. "Junto con el interés, las comisiones son las que te ayudarán a saber si estás ante un préstamo personal barato. Cuando sepas el TIN que aplica tu banco, averigua qué costes extra tendrás que abonar y, con toda esa información, calcula la TAE", añaden desde Kelisto.

Apuntan que la mayoría de los bancos exigirán abrir una cuenta vinculada al préstamo. " Aunque esto no tiene una relación directa con la posibilidad de conseguir préstamos bancarios baratos, recuerda que existen productos que no requieren que te ates a una entidad de ninguna manera y que esto puede ofrecerte, no solo flexibilidad, sino una posibilidad extra de ahorro".

Los bancos acaparan el 90% de las operaciones de financiación. Según se recoge en un estudio elaborado por la asociación de consumidores Asufin, el banco en el que se tiene domiciliada la nómina o el que se considera como banco principal sigue siendo la opción mayoritaria con un 70,4% de las operaciones, lo que supone una pequeña subida del 0,3% con respecto al 70,1%. Le siguen otro tipo de entidades supervisadas, como los Establecimientos Financieros de Crédito u otros bancos que permiten pedir préstamos sin ser cliente (18,9%) con una caída del 0,9% desde el 19,8% de al año pasado. Suben las empresas que ofrecen préstamos (como minicréditos), del 7,8% en 2020 al 8,6% en este año y baja ligeramente los prestamistas privados que solo declaran haberlos usado un 2,1% de los encuestados, un 0,2% menos que el 2,3% del año 2020.