Logo Bolsamania

Noticias

22/06/2022 13:36:02

Asufin critica que los bancos no ofrezcan productos verdes: "Los tienen en la estantería"

La asociación de usuarios financieros Asufin ha criticado que los bancos no ofrezcan a sus clientes la posibilidad de contratar productos verdes. Según su presidenta, Patricia Suárez, las entidades se limitan a tener estos productos en la estantería.


En su intervención este miércoles en el XXXIX Seminario de la APIE, que cada año tiene lugar en los cursos de verano de la UIMP, en Santander, Suárez se ha referido también a la importancia de promover de forma más activa la inversión sostenible entre el inversor medio. "No se le puede exigir al consumidor que sea sostenible si no hay productos y servicios a precios asequibles", ha dicho.

Asufin considera que los denominados productos verdes suelen ser más caros, por lo que los usuarios los perciben como una corriente algo elitista, alejada de las verdaderas necesidades de los consumidores que tienen que elegir entre gestionar su ya apretada economía o comprometerse con el planeta.

Así, Suárez considera que la crisis energética debería servir para estimular a los gobiernos para tomar medidas claras para que la transición ecológica fuera una realidad. Ha destacado que la conocida como inversión ASG (sostenible desde el punto de vista ambiental, social y de gobernanza) ya representó en 2020 el 54% del total, frente a la convencional, según el estudio de 2021 de Inversión Sostenible y Responsable de Spainsif, con activos ASG, gestionados por entidades nacionales e internacionales en España, que alcanzaron los 345.314 millones de euros ese año.

La inversión institucional en activos ASG sigue siendo mayoritaria, del 79% pero, año tras año, crece la proporción correspondiente al segmento retail, del 3% en 2015; del 7%, en 2017; del 15%, en 2018; del 19%, en 2019, y ya del 21%, el último año considerado, 2020.

Para que esta inversión siga teniendo protagonismo en las decisiones del inversor minorista, Asufin cree imprescindible dotarle de la información más precisa y de mayor calidad. "Cabe recordar que, a partir de agosto de este año, el banco está obligado a preguntar al cliente sobre sus preferencias en inversión sostenible, además de los tradicionales criterios sobre rentabilidad y nivel de riesgo".

Para mejorar la transparencia, la asociación considera que las entidades deben asimismo publicar el porcentaje del volumen de préstamos e inversión de productos financieros calificados como sostenibles frente al volumen total, así como, en el folleto de inversión y en el documento Datos Fundamentales para el Inversor (DFI), los criterios para la calificación del producto como sostenible.

"Sólo así evitaremos el conocido como greenwashing (o lavado verde) de las compañías, encaminado a hacer pasar por sostenibles inversiones que realmente no lo son".