Logo Bolsamania

Noticias

04/01/2022 18:06:40

Citigroup reitera comprar IAG y prevé un buen año para las aerolíneas de largo recorrido

Que uno de los sectores que tiene un largo recorrido por hacer en la recuperación es el de los viajes, parece ser un extremo en el que todos coinciden. La retirada de las restricciones en muchos países durante 2021 ha venido seguida de la vuelta a las limitaciones por las nuevas variantes del coronavirus, provocando serios retrocesos en los valores asociados al sector.


Solo hay que ver el comportamiento del conjunto del mercado ante la aparición de Ómicron el pasado 29 de noviembre, y las diferentes sacudidas que se ha llevado la renta variable conforme se iban conociendo las restricciones impuestas en Europa.

Los nuevos positivos no dejan de crecer, dejando cifras récord en varios países occidentales, como España o Estados Unidos, mientras que se estudia la forma de contener la pandemia. Pese a ello, son muchos los que creen que Ómicron no supondrá un gran obstáculo en la recuperación económica debido a la menor mortalidad.

En este contexto, los valores asociados a los viajes son los más perjudicados, pese a que los últimos movimientos en Wall Street han dicho lo contrario. Y es que "el optimismo sobre el crecimiento económico mundial y la recuperación del impulso de las ganancias desde mediados de diciembre continuó creciendo en el primer día del Año Nuevo”, según Jim Paulsen, estratega jefe de inversiones de Leuthold Group. De hecho, algunas de las acciones de las aerolíneas cotizaron en verde este lunes pese a las malas noticias.

Volviendo a Europa, a lo largo del año pasado, muchos analistas se lanzaron a confiar en las aerolíneas low cost de cara a una reapertura inminente. Es el caso de HSBC. "A la luz de las perspectivas de viajes, hemos introducido modestas mejoras de las previsiones de carga y rendimiento de las tres aerolíneas europeas de bajo coste, aumentando el factor de carga y los rendimientos en un punto para el próximo año", decían sus analistas en junio.

En la misma línea iban los de Goldman Sachs. "Anticipamos que este tipo de aerolíneas (low cost) serán más rentables postpandemia que en 2019, reflejando así una rápida recuperación de sus volúmenes y una reducción de costes", argumentaban en un informe.

Ahora, desde Citigroup sostienen que existen "múltiples catalizadores" que harán que las aerolíneas de largo recorrido superen a las de corto recorrido o low cost, gracias al impulso de la carga, la recuperación de los viajes corporativos y transatlánticos y la reapertura de los viajes a Asia-Pacífico.

Ante esta situación, sus analistas han subido dos escalones la calificación de Lufthansa a comprar y la de Air France-KLM a neutral, mientras que bajan la de Wizz Air a vender. Asimismo, reiteran la calificación de vender para EasyJet y comprar en IAG, Ryanair y Turkish Airlines. IAG ha liderado el Ibex tras subir un 5,45%.

Todo ello mientras el sector de los aeropuertos de Europa Occidental también se recupera. Los analistas de la entidad sostienen que su valoración "ya no es cara tras las recientes ventas". "La reactivación gradual de los viajes internacionales, la recuperación del tráfico de negocios antes de lo previsto y el progreso de la vacunación deberían seguir apoyando al sector", argumentan.

Pese a los riesgos que suponen las nuevas variantes del Covid-19, las revisiones normativas en curso y la elevada presión inflacionista, además del aumento de los tipos de interés, las valoraciones de Citi para el sector de los aeropuertos son "sólidas". "Vemos un riesgo alcista por la recuperación del tráfico de los países asiáticos antes de lo previsto", reiteran.

Es por ello que suben la calificación de Fraport a comprar y la de ADP a neutral, mientras que mantienen la de vender para Flughafen Zurich y Ferrovial, y la de neutral para Aena.