Logo Bolsamania

Noticias

30/04/2021 17:17:29

Archegos: el presidente de Credit Suisse pide disculpas por las pérdidas al dejar el cargo

Ocho semanas después de que el banco suizo Credit Suisse entrara en uno de los periodos más turbulentos de su historia, Urs Rohner ha pedido disculpas este viernes por los golpes financieros de la quiebra de Archegos Capital Management y Greensill Capital, en sus últimas palabras como presidente de la entidad.


"Las inexcusables pérdidas de las que hemos tenido que informarles en las últimas semanas han ensombrecido todos los demás desarrollos estratégicos y operativos de nuestra empresa en los últimos años", ha afirmado Rohner en la junta general anual del banco. "Hemos decepcionado no sólo a nuestros clientes, sino también a nuestros accionistas, y no es la primera vez, por desgracia. Ofrezco mis disculpas por ello".

Se trata de una salida poco positiva para el ex abogado de fusiones y adquisiciones, que abandona Credit Suisse tras haber sobrevivido a un intento de un grupo de accionistas de destituirlo el año pasado a raíz de un escándalo de espionaje. Las acciones del banco han caído un 73% desde que Rohner asumió el cargo hace una década, mientras que las de su mayor rival, UBS, cayeron un 19% en el mismo periodo.

El presidente que le sustituirá, Antonio Horta-Osorio, ha dicho que los recientes errores del banco suizo iban más allá de las crisis que había visto al trabajar en bancos durante tres décadas y media.

También ha afirmado que tiene previsto realizar una evaluación exhaustiva de las "opciones estratégicas" del banco, después de que el doble impacto de la quiebra de Archegos Capital Management y Greensill Capital haya erosionado la confianza.

El jefe del comité de riesgos, Andreas Gottschling, ha dimitido este viernes de su cargo después de que destacados inversores indicaran que votarían a favor de su destitución tras el golpe de 5.500 millones de dólares de la quiebra de Archegos.

Credit Suisse fue el más afectado por el colapso de Archegos, la oficina familiar del inversor estadounidense Bill Hwang. El momento de la ruptura no podría haber sido peor, ya que se produjo apenas unas semanas después de que Credit Suisse se encontrara en el centro del escándalo de Greensill Capital, en el que se vio obligado a suspender los fondos de inversión.

"Lamento especialmente dejar el banco en estas difíciles circunstancias y sé, por supuesto, que muchos de nuestros empleados están decepcionados y enfadados", ha concluido Rohner.