Logo Bolsamania

Noticias

21/11/2022 08:34:38

Ana Botín, presidenta de Santander, critica el impuesto a la banca del Gobierno

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha arremetido contra el impuesto del Gobierno sobre los beneficios extraordinarios de los bancos.


"Los impuestos más altos deberían ser iguales para todas las empresas y... los gobiernos tienen que averiguar cuál es el nivel correcto de impuestos que realmente permite un crecimiento y una inversión sostenibles", ha dicho Botín en una entrevista para Financial Times.

FT subraya que, como tercer banco de la eurozona, Santander sería "uno de los más afectados" por la propuesta del Gobierno español de recaudar 3.000 millones de euros de los bancos. Países como Hungría y la República Checa ya han anunciado impuestos adicionales a los bancos.

Botín citó cifras de la Asociación Española de Banca según las cuales, si se obligara a los bancos a pagar 3.000 millones de euros en impuestos, se reduciría su capacidad de préstamo en 50.000 millones de euros.

"Necesitamos... un crecimiento sostenible, un crecimiento no inflacionario, y los bancos son fundamentales en esa ecuación", añadió. "Esto es lo que los gobiernos tienen que entender", afirmó.

El Banco Central Europeo (BCE) también ha criticado la propuesta de impuesto sobre las ganancias inesperadas de la banca en España, afirmando que podría dañar las posiciones de capital de los bancos, perturbar la política monetaria y ser difícil de aplicar.

El gobierno de Pedro Sánchez planea imponer un impuesto del 4,8% sobre los ingresos de los bancos por intereses y comisiones durante dos años, argumentando que la subida de los tipos de interés está produciendo beneficios "extraordinarios" para el sector.

El mes pasado, el Santander informó de un aumento interanual del 11% en su beneficio neto, hasta los 2.420 millones de euros en el tercer trimestre.

Sin embargo, Botín declaró que el aumento de los beneficios es una señal de la vuelta a las condiciones normales de negocio para los bancos después de más de una década de tipos de interés bajos y negativos. "Cuando se habla de beneficios extraordinarios, no es el caso del sector bancario", remarcó.