Logo Bolsamania

Noticias

19/11/2021 15:56:14

Baviera (Alemania) cierra las actividades no esenciales en los distritos con más de 1.000 casos de incidencia

El renovado esfuerzo por controlar las crecientes infecciones por el virus Covid-19 en Europa ha dado un paso más al anunciar Alemania planes para restringir muchas actividades de ocio a las personas no vacunadas en todo el país. Además, el estado de Baviera ha anunciado el cese de las actividades no esenciales en aquellos distritos con más de 1.000 casos de indicencia acumulada.


Alemania permitirá gran parte de la vida pública en las zonas en las que los hospitales se están llenando peligrosamente de pacientes con COVID-19 solo a quienes se hayan vacunado o se hayan recuperado de la enfermedad, dijo el jueves la canciller Angela Merkel.

La medida es necesaria para hacer frente a una "muy preocupante" cuarta ola de la pandemia que está sobrecargando los hospitales, dijo.

"Muchas de las medidas que se necesitan ahora no habrían sido necesarias si más personas se hubieran vacunado. Y no es demasiado tarde para vacunarse ahora", dijo Merkel.

En los lugares en los que las tasas de hospitalización superen un determinado umbral, se restringirá el acceso a los actos públicos, culturales y deportivos y a los restaurantes a quienes se hayan vacunado o se hayan recuperado.

Precisamente, el estado alemán de Baviera es uno de los más afectados por esta ola y ha decretado el cierre de todas las actividades no esenciales en aquellos distritos con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. Esto afectará a comercios, los que no se dediquen a la venta de bienes de primera necesidad, y todos los eventos culturales, así como a la restauración. Guarderías y colegios seguirán abiertos.

Como consecuencia directa, los mercadillos navideños quedan totalmente cancelados, además de todo el ocio nocturno.

A nivel nacional, el ministro de Sanidad, Jens Spahn, ha declarado que "no podemos descartar nada" ante las preguntas de los periodistas sobre los posibles nuevos cierres para evitar que se extiendan los contagios.

Las medidas coinciden con las de otros países europeos, como Grecia, donde se están endureciendo las restricciones a los no vacunados, y la isla portuguesa de Madeira, donde no se permitirá asistir a actos públicos a quienes no se hayan vacunado. Por el contrario, Polonia no prevé nuevas restricciones, pero ha puesto en cuarentena a medio millón de personas.

De hecho, Austria ya ha anunciado que impone un confinamiento general en el país durante 10 días y que decreta la obligación de vacunarse a toda la población de aquí a febrero de 2022.