Logo Bolsamania

Noticias

17/01/2023 13:46:08

Von der Leyen propone una Ley de Industria Cero Emisiones Netas en respuesta a EEUU

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha propuesto en el Foro Económico Mundial de Davos un plan de cuatro puntos en respuesta a la Ley de Reducción de la Inflación de Estados Unidos, en el que se incluye una nueva Ley de Industria con Emisiones Cero.


“Para mantener el atractivo de la industria europea, es necesario ser competitivos con las ofertas e incentivos que existen actualmente fuera de la Unión Europea. Para evitar la fragmentación del mercado único y apoyar la transición hacia las tecnologías limpias en toda la Unión, también debemos aumentar la financiación de la UE. A medio plazo, prepararemos un Fondo Soberano europeo como parte de la revisión a medio plazo de nuestro presupuesto a finales de este año”, ha señalado la líder del Ejecutivo comunitario, al tiempo que ha señalado que el mundo tiene que alcanzar las cero emisiones netas en “menos de tres décadas”.

“Para hacerlo tendremos que desarrollar una batería de nuevas tecnologías limpias en nuestras economías: en el transporte, en la construcción, industria… En las próximas décadas veremos la transformación industrial más grande de nuestro tiempo, quizás de la historia”, ha aseverado Von der Leyen.

El plan de la mandataria germana abre la puerta a financiar la producción de proyectos específicos de tecnología limpia con una Ley de Industria con Emisiones Cero, que “seguirá el mismo modelo que nuestra Ley de Chips”, así como a simplificar y agilizar los permisos para nuevos centros de producción de tecnología limpia e identificar los principales objetivos para alcanzar las cero emisiones netas en la industria en 2030.

Asimismo, Von der Leyen ha recalcado la necesidad de crear un marco regulatorio que permita establecer las condiciones necesarias para sectores cruciales para las cero emisiones, como la energía eólica, el hidrógeno renovable o las bombas de calor. En un paso más ha avanzado que Bruselas buscará la forma de hacer que los Proyectos de Interés común europeos sobre tecnología limpia sean más rápidos de tramitar, más fáciles de financiar y con acceso más sencillo para todas las pequeñas empresas.

Según informan fuentes comunitarias, a los Veintisiete les preocupa que la Ley estadounidense de Reducción de la Inflación, que incluye incentivos para las empresas de energías renovables, discrimine a las empresas europeas y pueda atraer inversiones a Estados Unidos, así como provocar el traslado de sus bases de operaciones al otro lado del Atlántico. El mes próximo se reunirán en Bruselas para debatir una respuesta adecuada.

Según informa 'Bloomberg', los funcionarios de la UE se muestran cada vez más escépticos ante la posibilidad de que Estados Unidos ofrezca grandes concesiones sobre su legislación climática para beneficiar a las empresas europeas. Algunos aún esperan que en marzo se introduzcan cambios que permitan que las materias primas para baterías puedan acogerse a la ley estadounidense, pero los funcionarios han reconocido que la cuantía de las subvenciones será difícil de contrarrestar sean cuales sean los cambios que se introduzcan.

RESPUESTA A CHINA

Von der Leyen ha señalado que la Unión Europea responderá de forma contundente a los “agresivos intento de atraer nuestras capacidades industriales a China u otras partes del mundo” si consideran que las ayudas estatales distorsionan la competencia en el mercado.

“La competencia en materia de energía neta cero debe basarse en la igualdad de condiciones. China ha estado animando abiertamente a las empresas europeas y de otros países que consumen mucha energía a deslocalizar toda o parte de su producción”, ha advertido Von der Leyen.

La líder del Ejecutivo comunitario también ha recalcado que Pekín promete bajos costes laborales y energía barata, subvenciona fuertemente su industria y restringe el acceso de empresas europeas al gigante asiático.

“China ha hecho del impulso a la innovación y la fabricación de tecnologías limpias una prioridad clave de su plan quinquenal. Domina la producción mundial en sectores como los vehículos eléctricos o los paneles solares, que son esenciales para la transición”, ha añadido.

Con todo, Von der Leyen ha reconocido que Europa seguirá necesitando trabajar y comerciar con China, pero que la prioridad debe ser “la reducción de riesgos en lugar de la desvinculación”. “Esto significa utilizar todas nuestras herramientas para hacer frente a las prácticas desleales, incluido el nuevo Reglamento sobre subvenciones extranjeras”, ha aseverado.

Cabe señalar que el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, aboga por aumentar el importe de las ayudas estatales permitidas para ayudar a las empresas con sus costes de funcionamiento e invertir en la producción de industrias de tecnología limpia.

Por otra parte, 'Bloomberg' señala que la comisaria de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, estudia flexibilizar las normas sobre ayudas estatales para destinar fondos a evitar una huida de las empresas de territorio comunitario, así como de permitir a los países emitir más fondos sin necesidad del visto bueno de la Comisión.

Asimismo, Vestager ha advertido de que un exceso de ayudas estatales podría perjudicar a los países más pequeños y pobres. Alemania y Francia, las dos mayores economías de la UE, han sido las más beneficiadas después de que la Comisión suavizara las normas vigentes para ayudar a las empresas a hacer frente a los elevados costes de la energía. Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Países Bajos, Polonia y Suecia ya han instado a la Comisión a que actúe con gran cautela a la hora de modificar el marco temporal de crisis de la UE ante el riesgo de fragmentación del mercado interior y de un desarrollo regional más débil.