Logo Bolsamania

Noticias

02/02/2024 06:00:00

Vienen caídas en las bolsas, pero 2024 será un "buen año" para las acciones

Las bolsas atraviesan un periodo de vulnerabilidad. Así de claro ha quedado esta misma semana en EEUU, donde tras un "comienzo fenomenal" de año, las acciones han sufrido en sus carnes por los resultados más débiles de lo esperado de algunos de los pesos pesados de la tecnología, los "decepcionantes" datos de empleo y también por el jarro de agua fría de la Reserva Federal (Fed) a las expectativas de una pronta bajada de los tipos de interés. "Los mercados de valores son más vulnerables a un retroceso a corto plazo", dicen desde Julius Baer, aunque 2024 será un "buen año" para la renta variable.


Desde el banco suizo ponen el acento en lo ocurrido en Wall Street este miércoles como ejemplo de lo que puede acontecer de ahora en adelante. Recuerdan que el sentimiento ya era malo por el mal sabor que habían dejado las cuentas de gigantes como Alphabet (matriz de Google), que se acentuó al conocerse el informe de empleo de la consultora privada ADP, que mostró un enfriamiento del mercado laboral, ya que EEUU creó en enero menos puestos de trabajo de los previstos por el consenso.

Y a todo eso se sumó la Fed. Las acciones ya venían con caídas, pero "la liquidación se intensificó hacia el final de la sesión de negociación tras la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal", dice Mathieu Racheter, jefe de investigación de estrategias de renta variable en Julius Baer.

"Si bien la decisión de la Fed de dejar los tipos de interés sin cambios en un rango de 5,25% a 5,50% estuvo en línea con las expectativas del mercado, los comentarios de Jerome Powell durante la conferencia de prensa en los que afirmaba que un recorte en la próxima reunión de marzo era improbable alejó aún más las expectativas de recorte de tipos por parte del mercado", apunta.

Y añade que los sectores cíclicos y de crecimiento de larga duración fueron los que registraron "peor desempeño" en EEUU ese día, mientras que los inversores "encontraron cierto refugio" en sectores defensivos como la atención médica y los servicios públicos.

Todo esto demuestra, explica Racheter, que "los mercados de valores son más vulnerables a un retroceso a corto plazo, ya que varios sentimientos y posicionamientos se han normalizado desde niveles deprimidos".

No obstante, en el banco suizo todavía esperan que 2024 "sea un buen año para la rentabilidad de las acciones en general". ¿Por qué? Pues porque el escenario base que manejan en la entidad estima una continuación de la tendencia desinflacionaria, mientras que las últimas publicaciones de datos "siguen apuntando a un aterrizaje suave" de la economía estadounidense.

Además, dice Racheter, después de un año de ganancias planas, el modelo en el que se basa Julius Baer para sus proyecciones sugiere que las ganancias de las acciones de los mercados desarrollados "volverán a crecer un 8% en 2024".

"En este contexto, veríamos cualquier retroceso importante adicional en las acciones, que probablemente sería desencadenado por un shock externo, como una oportunidad para aumentar la exposición a la renta variable", dice el estratega.

¿Y en dónde es mejor invertir? Según las proyecciones de Julius Baer, lo mejor es "seguir favoreciendo las acciones de crecimiento de calidad y los sectores defensivos debilitados en medio del contexto macroeconómico actual".

No obstante, en el banco también anticipan "una oportunidad de rotar hacia sectores y regiones más cíclicos hacia mediados de 2024, en anticipación al inicio del nuevo ciclo".


BOLSA y MERCADOS