Logo Bolsamania

Noticias

28/07/2021 21:43:52

¿Todavía no sabes qué es un throw back? Pues échale un ojo a Santander

Acabamos de conocer que la entidad cántabra obtuvo un beneficio atribuido de 3.675 millones de euros en el primer semestre del año, frente a las pérdidas récord de 10.798 millones de euros registradas un año antes, tras ajustar el valor de sus filiales en Reino Unido, Estados Unidos y Polonia.


Un ‘throw back’ es un movimiento por parte del precio donde este corrige para comprobar la fortaleza del que es el nuevo nivel de soporte, antes resistencia, que se ha superado recientemente al alza. De manera que, una vez el precio cae y se demuestra que no puede con el nuevo soporte, este suele reestructurarse de nuevo al alza. Resumiendo, puede decirse que un ‘pull back’ es un rebote para después caer, mientras que un ‘throw back’ consiste en corregir para después subir.

Y eso es lo que parece que tenemos en Banco Santander, una recaída hacia la antigua e importante zona de resistencia, ahora soporte, que le confiere la antigua directriz bajista. La recta resistencia dinámica que une todos y cada uno de los sucesivos máximos decrecientes desde principios de 2018 y que pasa prácticamente por los mínimos de la semana pasada (2,8820). Esto no quiere decir ni mucho menos que desde aquí se tenga que dirigir hacia los máximos anuales en los 3,51 euros. De hecho, a la vista del oscilador de momento semanal estocástico todavía queda consolidación. No hace falta que sea en forma de caídas importantes, basta con desplegar un amplio movimiento lateral. Es decir, todo parece indicar que el valor puede consumir tiempo durante una temporada antes de reestructurarse de nuevo al alza.

san280721
Gráfico semanal de Santander