Logo Bolsamania

Noticias

22/05/2024 18:31:59

Si buscas crecimiento, no hay mejor sector que este...

Los tipos hipotecarios están por las nubes y la asequibilidad se ha hundido, por lo que el mercado inmobiliario estadounidense podría parecer el último sitio en el que querrías invertir tu dinero. Pero la vivienda estadounidense es un sector de crecimiento infravalorado, que merece un lugar en tu cartera durante la próxima década, junto a las acciones tecnológicas. Esto se debe a diferentes razones.

Si buscas crecimiento, no hay mejor sector que este...

En primer lugar, la construcción de nuevas viviendas se ha quedado muy rezagada con respecto a la demanda, debido a años de infrainversión crónica. Según Capital Group, el déficit actual es de hasta cinco millones de viviendas. Eso es mucho. Piénselo de esta manera: sólo para mantener el ritmo de crecimiento de la población, es necesario construir al menos 1,5 millones de viviendas nuevas cada año, y esto sin incluir las que se necesitan para sustituir las entre 300.000 y 400.000 viviendas que se derriban anualmente. Todo esto apunta a una conclusión: se avecina un fuerte impulso de la actividad de construcción residencial.

felix vivienda eeuu

En segundo lugar, el efecto "encerrona" puede hacer que algunos constructores rompan moldes. La subida de los tipos hipotecarios ha supuesto un revés para la oferta y la demanda, lo que podría beneficiar a la nueva construcción. Normalmente, cuando un propietario vende su casa es para cambiar de trabajo o para hacer sitio a una familia que crece. Pero estas personas no van a ninguna parte ahora: a finales de 2023, cerca del 70% de los propietarios de viviendas tenían hipotecas fijas a 30 años con tasas de cerca de 3 puntos porcentuales por debajo de lo que está disponible hoy en día.

Mudarse significaría renunciar a esos tipos bajos, y muchos no están dispuestos a hacerlo. Esa es gran parte de la razón por la que las ventas de viviendas existentes han caído en picado de una tasa anualizada de 6,4 millones en enero de 2022 a sólo 3,8 millones en octubre de 2023 (un mínimo de 28 años). Y con menos viviendas existentes a la venta, es de esperar que la nueva construcción reciba un buen empujón, ya que los constructores se esfuerzan por llenar el vacío.

Y si te preocupa que los problemas de asequibilidad puedan ahuyentar a los nuevos compradores, Capital Group no pierde el sueño por ello. Los tipos hipotecarios son más altos de lo que han sido en décadas, pero no son tan escandalosos si se miran a largo plazo. En los años setenta y ochenta, los tipos hipotecarios alcanzaron los dos dígitos, pero el mercado de la vivienda seguía en ebullición gracias a los millones de baby boomers que adquirieron su primera casa. Entre los sectores que se beneficiarán directamente del auge de la construcción residencial en EE.UU. se encuentran los constructores y los proveedores de materiales. Con el tiempo, a medida que aumente la oferta de viviendas, es probable que los minoristas de mejoras para el hogar y los fabricantes de electrodomésticos también experimenten ganancias.


BOLSA y MERCADOS





Tuit traders
Tuit traders

Las finanzas apalancadas principio y final

  • Tuit-traders - 21/06/2024 13:35

La historia y evolución del apalancamiento financiero se puede estudiar en tres pasos. Los bonos de alto rendimiento (o “bonos basura”) fueron el primer paso. Eso terminó en 1990 cuando Michael Milken, el padrino de este tipo de deuda, fue enviado a prisión por fraude y perseguido posteriormente por su falta de ética en la creación de deuda de empresas. En el segundo paso, el crecimiento del capital privado, “Private Equity (PE)”, fue financiado tanto con bonos basura como con préstamos apalancados, que exigen que las empresas paguen un tipo de interés variable en lugar de los cupones fijos de la mayoría de los bonos. Los inversores en crédito privado están realizando ahora el tercer paso. Desde 2020, estas empresas, que a menudo también gestionan fondos de PE, han invertido más de 1 billón de dólares. Cuando los tipos de interés subieron en 2022 y los bancos dejaron de otorgar nuevos préstamos, el crédito privado se convirtió en la única opción disponible y sobre todo la más rentable.