Logo Bolsamania

Noticias

16/12/2019 09:36:28

Nadie quiere a la banca: ¿por qué las firmas recomiendan cualquier sector menos este?

Los bancos han vuelto a vivir un difícil año en bolsa y ni con esas el sector consigue estar entre los favoritos de las grandes firmas de inversión. JP Morgan, Fidelity, Dunas Capital y UBS, entre otras, han emitido recientemente sus recomendaciones para 2020 y ninguna de ellas se sube al carro del sector bancario. El horizonte de bajos tipos de interés, que presiona y seguirá afectando al margen financiero de las entidades, no termina de convencer a los analistas para que dirijan a los inversores al sector financiero, lejos de aquellos tiempos en los que los bancos eran un denominador común en las recomendaciones de inversión.


El gigante JP Morgan mostraba hace unos días en un informe su optimismo con las bolsas de cara a 2020 basándose en el impulso del ciclo económico. Aunque el banco estadounidense cree que el próximo ejercicio persistirá la rotación hacia el value, es decir, hacia las compañías con calidad cuya valoración ha caído mucho y se estiman baratas, pero su preferencia se sitúa en los sectores energético, de materiales e industrial.

Los bancos, a pesar de que han sufrido fuertes caídas en los últimos dos años, no representan una oportunidad value para los analistas de JP Morgan.

Otro optimista con la renta variable para 2020 es Dunas Capital, que, a pesar de aconsejar prudencia, cree que no habrá recesión. La firma confía en que los índices europeos se revalorizarán entre un 6% y un 8% de media en 2020 y, aunque entre sus sectores favoritos incluye a los servicios financieros además de la automoción, la logística y la energía, sus valores favoritos del Ibex 35 no tienen nada que ver con la banca (Logista, Telefónica, Talgo y Gestamp).

Desde el departamento de Renta Variable de Fidelity también valoran la posibilidad de que el value reaparezca, si bien ponen a los bancos en cuarentena. “Los precios de su materia prima, los tipos de interés, se mantendrán en niveles extremadamente bajos y tal vez se vuelvan aún más negativos”, reflexionan sus analistas en relación con las perspectivas para 2020.

En cuanto a UBS, su apuesta tampoco pasa por la banca y se dirige a los valores defensivos, en los que confían a largo plazo, especialmente en sectores como ocio, farmacia y telecomunicaciones, mientras que huyen de autos, tecnología y química.

Goldman Sachs, por su parte, recortó el pasado verano tanto los precios objetivos de la banca española (lo hizo en un 8% de media) como los beneficios por acción que estima que lograrán estas entidades entre 2020 y 2023. Con todo, si tiene que elegir la firma se queda con Santander y Unicaja, los únicos para los que recomienda compra.

LA TEORÍA DE LA OPINIÓN CONTRARIA

Los bancos podrían encontrar una tabla de salvación en la teoría de la opinión contraria, que dice que cuando la mayoría de los inversores son pesimistas el mercado tiende a subir, mientras que corrige con el optimismo.

Los bancos españoles hace tiempo que sufren bajas valoraciones, con recortes constantes de los precios objetivos y, últimamente, de las previsiones para los próximos ejercicios, fruto principalmente de la política monetaria y de la falta de ideas alternativas para ganar margen en este escenario. Con todo, los analistas no les dan tregua. ¿Pueden ser todos estos rechazos un buen augurio para la banca en bolsa?