Logo Bolsamania

Noticias

23/11/2022 17:11:31

La actividad económica en EEUU muestra una "sólida contracción" en noviembre

Las empresas del sector privado en Estados Unidos han registrado una nueva caída en su actividad en noviembre, según los últimos datos flash (adelantados) PMI de S&P Global. El índice de servicios bajó hasta los 46,1, frente al 47,8 del mes pasado y al 47,9 esperado por el consenso. Por su parte, el PMI manufacturero se contrajo hasta los 47,6, desde los 50,4 de octubre, mientras que el mercado esperaba 50.


La caída general en la actividad, que arroja una "sólida contracción", fue la segunda más pronunciada desde mayo de 2020, debido a que "la inflación, el aumento de los costos de endeudamiento y la incertidumbre económica pesaron sobre la demanda", destacan desde S&P Global.

El índice de producción compuesto flash PMI bajó a 46,3 en noviembre, frente a los 48,2 de principios del cuarto trimestre. Esta tasa de contracción fue la más aguda desde agosto y se encuentra entre las más pronunciadas desde 2009.

Las condiciones de la demanda van empeorando a medida que avanza el cuarto trimestre, con unos nuevos pedidos en todo el sector privado que cayeron en noviembre al mayor ritmo desde el inicio de la pandemia, en mayo de 2020. En consonancia con la demanda moderada, las empresas aumentaron su fuerza laboral solo marginalmente en noviembre.

Los fabricantes y los proveedores de servicios registraron las caídas más pronunciadas en los nuevos negocios, con muchas empresas afirmando que el impacto de la inflación y las tasas de interés habían llevado a una mayor vacilación y aplazamientos por parte de los clientes a la hora de realizar pedidos.

El ritmo de caída de los nuevos pedidos de exportación también se aceleró en noviembre, ya que se unieron la debilidad de la fabricación con un desempeño decreciente del sector servicios en los mercados externos.

El aspecto más positivo es que las presiones inflacionistas disminuyeron este mes. La inflación en el costo de los insumos del sector privado se suavizó por sexto mes consecutivo, creciendo al ritmo más lento desde diciembre de 2020. Aunque sigue aumentando a un ritmo muy por encima del promedio histórico, las empresas notaron disminuciones en el precio de algunos componentes clave, madera, acero y plástico.

Como reflejo del crecimiento más lento en el coste de los insumos, las empresas aumentaron sus precios de venta a la tasa más baja de los últimos dos años. El ritmo de inflación en los precios fue notablemente más suave que el visto a principios de año.

Algunas empresas afirman que se hicieron concesiones y descuentos para atraer a los clientes en medio del entorno de débil demanda.

Mientras tanto, la menor entrada de nuevos pedidos condujo a un fuerte reducción en los niveles de trabajos pendientes en las empresas estadounidenses. La caída en los trabajos atrasados ​​fue la más pronunciada en dos años y medio.

A pesar de las desafiantes condiciones de la demanda, las empresas reportaron un repunte de las expectativas de producción para los próximos 12 meses en noviembre.

"Las condiciones comerciales en EE.UU. empeoraron en noviembre, según la encuesta preliminar del PMI, con la producción y la demanda cayendo a un ritmo creciente, en consonancia con la contracción de la economía a una tasa anualizada del 1%", ha indicado Chris Williamson, economista jefe de negocios en S&P Global Market.

Williamson ha añadido que "las empresas están reportando vientos en contra crecientes por el aumento del costo de la vida, el endurecimiento de las condiciones financieras, con los costes de endeudamiento notablemente más altos, y una demanda debilitada, tanto en el mercado interno como en el de exportación".

"En este entorno, las presiones inflacionarias deberían continuar enfriándose en los próximos meses, pero mientras tanto la economía sigue dirigiéndose más profundamente a una probable recesión”, ha concluido.