Logo Bolsamania

Noticias

14/09/2022 06:00:00

¿Por qué Julius Baer tiene un "posicionamiento defensivo" en las bolsas?

Los resultados empresariales y el hecho de que los beneficios de las compañías para el próximo año continúan siendo demasiado elevados, por lo que "es probable que se revisen a la baja en los próximos meses". Esta es la razón principal por la que Julius Baer sigue recomendando un "posicionamiento defensivo" en la cartera de renta variable. Como a otros muchos expertos, les preocupa el impacto de la crisis en las cuentas de las empresas y, como otros muchos, consideran que esto no está lo suficientemente reflejado en las estimaciones actuales.


"Sorprendentemente, los beneficios empresariales se han mantenido hasta ahora notablemente resistentes, ya que las empresas han sorteado con éxito el difícil contexto. Dicho esto, es probable que los vientos en contra se intensifiquen en el futuro, y los analistas han empezado a incorporarlo en sus estimaciones de beneficios", comenta Mathieu Racheter, jefe de estrategia de renta variable del banco.

"Los beneficios del próximo año siguen siendo demasiado elevados y es probable que se revisen a la baja"

El ratio de revisiones de beneficios de cuatro semanas ha caído en territorio negativo desde mediados de julio, lo que implica que ha habido más rebajas de beneficios que mejoras. Este es el caso, sobre todo, de la renta variable estadounidense, donde las rebajas de beneficios son más generalizadas, mientras que los beneficios europeos se han mantenido relativamente bien gracias a las revisiones al alza de los valores del sector del petróleo y el gas, comenta Racheter.

"Si nos guiamos por la historia, los anteriores ciclos de rebajas de beneficios duraron, por término medio, 18 meses, y el mercado solía tocar fondo unos seis meses antes, ya que la renta variable tiene un mecanismo de descuento orientado al futuro. Sin embargo, dado que todo va más rápido ahora, hay buenas razones para creer que el ciclo de rebajas de beneficios será también más corto esta vez", precisa.

Si se observan las estimaciones para todo el año del S&P 500, el consenso espera actualmente un crecimiento de los beneficios del 9,2% y del 7,2% para 2022 y 2023, respectivamente.

"Sin embargo, si se profundiza en la superficie, el panorama es diferente: si se excluye el sector del petróleo y el gas, el consenso espera una expansión de los beneficios de apenas el 2,7% en comparación con el año pasado", advierte esta analista.

Para 2023, ocurre lo contrario. Para el conjunto del S&P 500, se espera que los beneficios crezcan un 7,2%. Si se excluye el sector del petróleo y el gas, se prevé que aumenten un 9,9%.

"En conclusión, para este año creemos que los beneficios de consenso ya han sido revisados a la baja y reflejan mejor la realidad económica. Sin embargo, los beneficios del próximo año siguen siendo demasiado elevados y es probable que se revisen a la baja en los próximos meses, lo que mantendrá las revisiones de los beneficios en territorio negativo. Seguimos recomendando un posicionamiento defensivo en la cartera de renta variable", afirma Mathieu Racheter.