Logo Bolsamania

Noticias

11/09/2019 09:34:46

La inversión de las firmas de EE.UU. en China cae a un ritmo cada vez mayor

La Cámara de Comercio Americana en Shangái alerta que sus últimos estudios reflejan que muchos negocios norteamericanos en China están siendo perjudicados por los aranceles, lo que les está obligando a abandonar con efecto inmediato el gigante asiático. Asimismo, no es el único factor que está desfavoreciendo a las firmas americanas. Y es que, sus dificultades para acceder al mercado local también habrían motivado un deseo de mudarse de China.


La investigación de AmCham, realizada en asociación con PwC, ha encuestado a 333 empresas estadounidenses sobre el clima de negocios en China y ha confirmado lo que todo el mundo se temía: la guerra comercial y la política arancelaria y te imposición de tarifas está afectando y mucho a las empresas.

En este estudio revelado por la Cámara de Comercio Americana en China este miércoles, se aprecia como las firmas americanas están acelerando su salida de China, mayoritariamente por el daño que les está causando los aranceles. Las cifras son claras, mas de una cuarta parte de las firmas encuestadas (26,5%), afirma haber cancelado inversiones que, originalmente estaban destinadas a China, a otros países. Esto supone un incremento del 6,9% desde el pasado año. Asimismo, el informe Amcham ha destacado que las industrias de tecnología, hardware, software y servicios tuvieron el nivel más alto de cambios en el destino de la inversión.

El sondeo tuvo lugar desde el 27 de junio hasta el 25 de julio, tramo durante el cual el presidente chino, Xi Jinping y Donald Trump acordaron retomar las conversaciones y antes de la última escalada de los aranceles de represalia.

Preguntadas acerca de los posibles escenarios de unas negociaciones sobre la guerra comercial, más del 40% de las empresas afirma que un mayor acceso al mercado doméstico chino sería el mejor resultado de estas conversaciones para ayudar a las empresas de EE.UU. a emerger. En segundo lugar, más del 28% de las empresas considera que la clave de la mejora reside en la protección de la propiedad intelectual.