Noticias

26/11/2019 06:00:00

Enel encara su nuevo plan estratégico con su filial Endesa en máximos de cinco años

Este martes el gigante italiano Enel desvela su hoja de ruta para los tres próximos ejercicios. Un plan a futuro para el grupo eléctrico transalpino que incluirá el devenir de Endesa, quien anunciará su propio plan sólo un día después. Su ‘pata española acaba de decidir el cierre de sus centrales de carbón, con el consiguiente golpe para su cuenta de resultados y, sin embargo, su evolución en bolsa no ha notado el impacto.


Endesa mantiene una evolución alcista en el parqué desde hace prácticamente un año y roza máximos de los últimos cinco ejercicios, partiendo de la última venta de acciones (opv) por parte de Enel, que le llevó a situar su participación de control en el 70%. Al cierre de este lunes, en la víspera del encuentro de Enel con los inversores, Endesa concluyó la jornada en 24,6 euros la acción, tras apuntarse una subida de casi el 1,7%.

Esta positiva evolución del valor puede poner sobre la mesa la opción de que Enel vuelva a plantear la colocación en el parqué de una participación minoritaria de Endesa, y hacer caja con ella, según señalan fuentes del sector energético.

Entonces, en noviembre de 2014, la compañía romana capitaneada por Francesco Starace captó más de 3.100 millones con la colocación de un 21,9% del capital de Endesa. El precio de cada acción se situaba en ese movimiento en los 13,5 euros. Hoy lo supera en más de un 80%.

MÁS VERDE

En cuanto al plan estratégico en sí, que presentará en Milán durante su Capital Markets Day anual, Enel certificará su giro ‘al verde’. La compañía italiana quiere reafirmar su giro hacia las renovables y tendrá como eje el binomio “sostenibilidad = valor”.

La hoja de ruta de la dueña de Endesa recalcará que la compañía está comprometida con los objetivos de desarrollo sostenible que marca Naciones Unidas. Tampoco es un giro de 180 grados, porque la sostenibilidad ya era uno de los ejes del anterior plan de Enel, para el periodo 2019-2021, que comunicó hace un año y que ahora revisa.

La energética se comprometió hace doce meses a invertir 27.500 millones de euros, enfocados a renovables, infraestructuras urbanas (por ejemplo, fibra óptica) y a crear su propia red de puntos de recarga de vehículos eléctricos. También, anunció que se apretaba el cinturón, con un programa de “eficiencia operativa” que le iba a permitir ahorrar 1.200 millones de euros. Unos datos que este martes actualizará.

También tiene sobre la mesa la descarbonización. Y ahí Endesa ya ha hecho los deberes, porque el consejo de administración dirigido por José Bogas ya ha anunciado el cierre del próximo año de cuatro centrales de carbón: As Pontes (A Coruña), Litoral (Almería), Compostilla (León) y Andorra (Teruel). El cierre de estas plantas ha conllevado a Endesa asumir un deterioro contable por valor de 1.398 millones de euros.