Logo Bolsamania

Noticias

17/11/2022 14:06:30

Cómo prevenir estafas o delitos online de cara al Black Friday

Ante un escenario en el que la inflación cobra gran protagonismo, la población se dispone a aprovechar todos los descuentos tanto antes, durante, como después de las fechas navideñas. El Black Friday es una de las ocasiones en donde se procede a dar rienda suelta a los gastos prenavideños con los descuentos que se ofertan en el mercado. A pesar de ello, hay que ir con cuidado, ya que esta época puede ser utilizada por los ciberdelincuentes, produciendo estafas, robos de datos y en el peor de los casos, el acceso a cuentas bancarias.


Si bien es cierto que, en ocasiones, se deben asumir ciertos riesgos al realizar compras online, de las ciberestafas más comunes o de los procedimientos a seguir en caso de ser víctima de este tipo de prácticas.

Legálitas distingue entre dos tipos de riesgos: por un lado, los incumplimientos por parte del vendedor, es decir, que no se entregue el pedido solicitado o la no devolución del importe tras haber desistido la operación; por otro, el ser víctimas de estafas "debido a la compra a través de una web pirata o la suplantación de identidad para realizar compras no autorizadas".

Lo habitual al navegar por una página web segura es que se soliciten datos de carácter personal, como el nombre o apellidos. En cuanto a los medios de pago, lo más común es que se pida el número de tarjeta, su fecha de caducidad y el Código de Valor de Validación (CVV). Asimismo, al finalizar el pago, la entidad emisora de la tarjeta deberá enviar un mensaje para proceder a confirmar la operación de acuerdo con las disposiciones normativas actualmente vigentes.

Desde la asesora jurídica recuerdan que "por lo general, se debe sospechar de mensajes, enlaces o avisos de cualquier tipo que se puedan recibir en los distintos dispositivos electrónicos o por email donde se pida información personal sin haber realizado nada que requiera dar dicha información". "Esto se debe a que, detrás de ello, se puede esconder una estafa o fraude", añaden.

Las plataformas de pago, es otra de las características que debe de contener una compra segura, ya que estas reclaman una doble autenticación en la confirmación del pago, es decir, el banco solicita al usuario algún tipo de clave que solo conozca él.

ESTAFAS MÁS COMUNES EN LAS COMPRAS ONLINE

Entre los fraudes más comunes se encuentran los productos de compraventa de segunda mano que nunca llegan o los cupones de descuento que suelen contener malware, entre otros.

En cualquier caso, las más corrientes son el phishing o el smishing. El phishing "consiste en la recepción de correos electrónicos de entidades bancarias o instituciones supuestamente legítimas en los que se solicitan datos personales, claves y contraseñas de acceso a cuentas bancarias electrónicas". Y el smishing "se caracteriza por el envío de un mensaje o SMS por parte de una entidad fiable para robar información o realizar cargos al número de cuenta del usuario", recalcan desde Legálitas.

¿QUÉ HACER EN CASO DE SER VÍCTIMAS DE UNA ESTAFA ONLINE?

Legálitas recomienda, "en primer lugar, hacer acopio de pruebas de cargo como, por ejemplo, capturas de pantalla en las que se vea todo lo ocurrido: desde el anuncio publicado en algún portal o página web, hasta los mensajes intercambiados con el presunto estafador".

Cuanta más información se adjunte a la denuncia, mayores serán las posibilidades de demostrar la comisión de delito de fraude y descubrir la identidad del estafador.